[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Educación a distancia para todo 2020


Hay que derrumbar la perspectiva de la nota numérica, que pasa a un segundo plano. Es más importante que el estudiante sepa si está logrando las competencias esperadas.

foto-articulo-Opiniones de hoy

Se ha dado a conocer que en el ciclo escolar 2020 ya no habrá clases presenciales debido a la pandemia del COVID-19. Esto implica que se continuará con la modalidad de educación a distancia. También indicaron las autoridades educativas que el ciclo escolar se extenderá unos días más de lo que ha sido usual.

Esto implica que los estudiantes recibirán otro grupo de guías de autoaprendizaje impresas para desarrollar las competencias priorizadas de matemática, comunicación y lenguaje y ciencias. El material impreso o que también puede enviarse por medio digital a través de redes sociales o se encuentra en el nuevo portal del Ministerio de Educación denominado Mineduc Digital.

Los dos desafíos para que los estudiantes puedan aprovechar el tiempo y aprender incluyen la disponibilidad de recursos tecnológicos y de internet que les permitirá acceder a los múltiples recursos disponibles. Y, la segunda es que los docentes puedan brindar el acompañamiento a todos y a cada uno de los estudiantes. Esto conlleva la preparación del profesor, pero ante todo está relacionado con su compromiso moral con sus estudiantes, aunque ello conlleve esfuerzos y sacrificios más allá de lo que ha sido usual. Es lo que conocemos como “dar la milla extra”, o esforzarse un poco más allá de lo normal.

El otro aspecto a resolver es el de la evaluación. Esto implica metodología para poder determinar si los estudiantes aprendieron y alcanzaron las competencias esperadas para cada nivel y grado.  La recomendación que están dando los expertos a nivel latinoamericano es que este año se realice una evaluación formativa, que tiene como propósito dar orientación sobre cómo mejorar.

Entre los instrumentos que se han mencionado para evaluar a los estudiantes con propósitos formativos están el trabajo colaborativo en grupo, el uso se rúbricas, la observación en clase (cuando es factible), acá se puede implementar por medio de fotografías o videos que documenten cómo está trabajando el niño o joven en su casa, realizar entrevistas para verificar avance y conformar el portafolio de trabajos. En el caso de los jóvenes se recomienda la autoevaluación, que cada uno señale cuánto considera que ha aprendido.

Es clave que la evaluación en este año se realice para verificar hasta dónde se ha logrado el objetivo de aprendizaje y así poder realizar un plan de mejora de ser necesario. La evaluación debe asimismo ayudarle a los estudiantes a identificar sus oportunidades y potencialidades, de allí la importancia de integrar las áreas curriculares alrededor de un proyecto. La tendencia es pues que de aquí en adelante se desarrollen destrezas en torno a los proyectos de aprendizaje. Esta metodología se conoce como Aprendizaje basado en proyectos y constituye una manera de que la educación se vincule a la resolución de problemas de la vida real.  Ya no cabe la enseñanza en base a la teoría únicamente y debe acabarse con la compartamentalización de las áreas curriculares.   Esto implica trabajar de forma colaborativa, en grupos pequeños con los compañeros, incluso con estudiantes de diferentes grados. Y, con las restricciones de poder trabajar juntos presencialmente deberán buscarse maneras de colaborar comunicándose por medios digitales o por teléfono. La metodología de las escuelas multigrado deber rescatarse pues resulta muy actual ante la nueva normalidad.

Finalmente, podemos concluir que tenemos que promover la cultura de la evaluación en todo sentido, pues lo que no se mide no se mejora. Sin embargo, es momento de actualizar cómo se evalúa en la educación y para qué se evalúa. Esto implica romper paradigmas y cambiar creencias erróneas. El primer imaginario a transformar en evaluación es el de los padres de familia. Hay que derrumbar la perspectiva de la nota numérica, que pasa a un segundo plano. Es más importante que el estudiante sepa si está logrando las competencias esperadas.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Carol Zardetto
El advenimiento de una teocracia “cristiana”

¿A dónde nos llevan los farsantes que utilizan el mensaje de Jesús para sus fines?

noticia AFP
Harvey y Katrina, dos monstruos muy diferentes

Lluvias sin precedentes de 35 billones de litros de agua caída por una tempestad histórica, masiva, gigantesca: los meteorólogos ya no saben qué superlativos usar para describir a Harvey. Y el fantasma de Katrina sobrevuela.

noticia
Dificultades para votar


Más en esta sección

360° a vuelo de pájaro

otras-noticias

El camino del Decreto 33-2020

otras-noticias

Los seis puntos clave sobre la crisis política en Guatemala

otras-noticias

Publicidad