[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

En estas horas aciagas que vive Guatemala y el mundo (XVII PARTE)


“Unos en la pena y otros en la pepena”.

foto-articulo-Opiniones de hoy

Para quienes somos trabajadores afiliados al Plan de Prestaciones de la Universidad de San Carlos de Guatemala –Usac- debemos tener claro que nuestro plan tiene en la actualidad, al 9 de junio de 2020, Q2,800 millones de quetzales aproximadamente, que se encuentran invertidos en los bancos privados en un 70.26 por ciento; un 19.23 por ciento en bancos estatales y que un 10.51 por ciento son préstamos a los trabajadores. Esas inversiones generan entre cinco y siete por ciento de intereses al año. El tema de las tasas de interés tan bajas que devenga las inversiones del Plan, es tema de otro análisis y en otra oportunidad. Dado que nuestro plan está regido por un sistema financiero de prima media escalonada, ha generado un capital parcial que alcanza ya la cifra mencionada. Naturalmente, que dicho capital es para cubrir los fines y objetivos del Plan de Prestaciones, fundamentalmente el goce de una pensión al retirarse del servicio el afiliado, por invalidez o al ocurrir el fallecimiento del mismo, proteger a los beneficiarios con un seguro de vida y con pensiones de viudez y orfandad, tal como lo manda el Artículo 3 del Reglamento, respectivo. Como es de conocimiento público, han sido las decisiones del Consejo Superior Universitario –CSU- las que han descapitalizado y desfinanciado al Plan de Prestaciones de la Usac, en algunos momentos de su historia. En una de las administraciones rectorales anteriores se tomó la decisión de conceder la jubilación en un cien por ciento del último salario a los trabajadores activos  de  entonces, que podían optar a la misma, lo que provocó que se desfinanciara y descapitalizara aceleradamente el capital parcial del plan. Tuve la responsabilidad, con otros compañeros universitarios distinguidos, de integrar la comisión de finanzas del CSU que planteó las medidas para recuperar al Plan de Prestaciones de la Usac, entre 2002 y 2006. Por los resultados vistos, se ha conseguido recuperar. Recientemente, el CSU modificó el Reglamento del Plan de Prestaciones, en los artículos 34 y 35, de forma unilateral, para viabilizar préstamos para los trabajadores afiliados y no afiliados al mismo, por medio del proyecto “PRÉSTAMOS PARA LA ADQUISICIÓN DE TECNOLOGÍA EN INFORMÁTICA Y COMUNICACIÓN PARA TRABAJADORES AFILIADOS  Y NO AFILIADOS AL PLAN DE PRESTACIONES DE LOS TRABAJADORES DE LA UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA” que es supuestamente para financiar compras de equipo de cómputo para los trabajadores que las necesiten, a una tasa de 4.5 por ciento al año. Lo anterior, quedó plasmado en el PUNTO SÉPTIMO, 7.1.2.7 del Acta 21-20 del 27 de mayo de 2020. Es necesario recordarle al CSU; que es el patrono, es decir, la Usac,  encargado de brindarles a los trabajadores los instrumentos, herramientas y medios de trabajo adecuados al cumplimiento de sus funciones. No tiene por qué el Plan de Prestaciones financiar la compra de equipo de cómputo que le corresponde a la Usac. Ahora, si los trabajadores afiliados quieren optar a préstamos para compra de computadores para su familia, ya tienen los mecanismos para hacerlo. Hay préstamos exprés. Con la medida adoptada, el CSU pretende utilizar parte del capital parcial de nuestro plan para financiar la compra de equipo de cómputo a los trabajadores de la Universidad, inclusive aquellos que no son afiliados. Continuará….

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia por Maria Isabel SANCHEZ
Joven muere en multitudinaria protesta opositora en Venezuela

La fiscal general venezolana, Luisa Ortega, solicitó a los organismos de seguridad del Estado «garantizar» el derecho a la manifestación pacífica «bajo un estricto apego a los derechos humanos. Los mecanismos de negociación deben agotarse antes del uso de la fuerza pública», señaló.

noticia Gonzalo Asturias Montenegro
Aunque las comparaciones sean odiosas…

La increíble sensación de ir en un auto sin conductor.

noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
El libro de Memorias de don Américo Cifuentes Rivas (I parte)

Para entonces, se alista para ir al frente de batalla, pero los “camineros” lo bajan del camión, diciéndole que no podían llevar niños.



Más en esta sección

Fotoperiodista Carlos Sebastián declara en el MP por agresiones de policías

otras-noticias

Instituciones se unieron para apoyar a familias damnificadas

otras-noticias

Sector construcción renueva Expocasa 2020

otras-noticias

Publicidad