[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Giammattei: As de Espadas o Reina de Corazones


foto-articulo-Opiniones de hoy

El presidente Alejandro Giammattei es un fogueado corredor de fondo en la política nacional. Sin embargo, a tan solo 150 días de haber iniciado su mandato, en la inconfesable soledad de poder, se encuentra prisionero de un pasado que no lo termina de alcanzar y un presente que lo puede aniquilar, negándole el tan anhelado espacio en la historia del país, espacio que él sueña o cree merecer.

Obligado por compromisos adquiridos o por decisión propia, el Presidente convocó, con escasas excepciones, a uno de los más mediocres equipos de gobierno de las últimas administraciones, lastre y chingaste de los desaparecidos partidos PP y Lider, que flotando a la deriva, es rescatado por él, en su última campaña, en su arduo y tenaz esfuerzo por llegar a la Presidencia, y que ahora, en puestos claves de gobierno, se han convertido en una verdadera rémora de corrupción e ineptitud. De pronto, en plena pandemia, el Presidente se da cuenta que no manda lo suficiente y que sus aliados de hoy, bien pueden ser sus enemigos de mañana.

Obligado en el plano interno, por las circunstancias y la coyuntura, a tomar decisiones con una cúpula empresarial que siempre lo vio de menos, calculadoramente cediendo espacios a una iglesia que no es la suya y que no tiene nada que hacer en un Estado laico, y sostenido por un Ejército que todavía le es leal, el Presidente ha convertido el podio en un púlpito, y la Casa presidencial en un lugar de falso ayuno apelando a la “Fe del Carbonero” de los crédulos guatemaltecos.

Cegado por el afán de controlar la Junta Directiva del Congreso y desde allí controlar la elección de las Cortes, el Presidente se convirtió en víctima propicia del chantaje permanente del Pacto de Corruptos y sujeto de investigación debido a llamadas descodificadas. Peligroso As de espadas.
En “ayunas” y en la soledad de su despacho, el Presidente teme, que, a través del MP o la FECI, se puedan reabrir causas que no están olvidadas, sino tan solo engavetadas, esperando la coyuntura propicia, para la estocada a muerte.

Perseguido por su pasado, y temeroso de la apertura de nuevos juicios por financiamiento ilícito, en el plano externo, el Presidente apuesta su futuro y el de la Nación al resultado de las próximas elecciones en EE. UU. a cambio de protección.

Su fuerte queja que la administración Trump no nos trata como aliados, su reciente participación en foro virtual propiciado por Atlantic Council, un tanque pensamiento con sede en Washington D. C. y vinculado a George Soros, la escondida cercanía con un cercano asesor de la ex Fiscal General que vive en Washington D. C., el distanciamiento de algunos cuadros militares que fueron artífices de su victoria electoral y el nombramiento de funcionarios de relevo en ministerios y posiciones estratégicas, ajenos a su equipo original y con el visto bueno de la embajada, son tan solo algunas de las señales que nos indican que el Presidente ya le apostó a la victoria demócrata en las próximas elecciones en EE. UU. como carta de salvación y salvoconducto.

Precisamente, en el gobierno, uno de los contactos más cercanos del asesor de la ex Fiscal General, es la secretaria General de la Presidencia, quien, al parecer, fue ungida para tal cargo en El Salvador en presencia de los presidentes de ambos países y la ex Fiscal General.

De ser sometida a proceso legal por la CICIG en el 2009 , la hábil, experimentada, bien informada e informadora secretaria general de la Presidencia pasó a ser una pieza fundamental de la estrategia para el eventual retorno de una CICIG reloaded a Guatemala, convirtiéndola a la secretaria a la vez, en uno de los dos “power brokers” de este gobierno, espacio que comparte, por el momento, con el joven, inexperto, pero ambicioso, engolosinado y empoderado titular de la onerosa Comisión Presidencial del Centro de Gobierno. Dulce doble As de corazones.

¿Trump o Biden, doble As de corazones o As de espadas? ‘It is your call, Mr. President’. No habría que descartar al Joker, quien de repente, en un caprichoso acto de prestidigitación, contradiciendo la lógica de Talleyrand, ministro de Relaciones Exteriores de Napoleón, pueda obligar, al señor Presidente, a sentarse en las bayonetas que el mismo traicionó o disgustó. Con el tarot no se juega.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Castrol participa en la Caravana del Zorro
noticia
¡¡¡Viva Cuba!!!

Edelberto Torres-Rivas

noticia Redacción / elPeriódico
Archivan recomendaciones para reapertura de EE. UU.


Más en esta sección

Ibrahimovic estará de baja diez días

otras-noticias

Klopp se queja por gran cantidad de partidos

otras-noticias

Trump aprueba el proceso de transición a la administración de Biden

otras-noticias

Publicidad