[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Medidas epidemiológicas correctas


El problema no es la falta de  recursos, el problema es la incapacidad para utilizarlos con eficiencia y transparencia.

foto-articulo-Opiniones de hoy

105 días han pasado desde que fue publicado el Decreto Gubernativo 5-2020 de la Presidencia de la República, que declaró Estado de Calamidad Pública en todo el territorio y empezamos el confinamiento.

Durísimo escuchar, después de tan largo encierro, las declaraciones del Dr. Asturias Barnoya,  Director ejecutivo de Coprecovid, ofrecidas el 5 de Junio en medios  de prensa  local: “No estamos ni cerca de la fase 0, la cual se considera el momento para la preparación de la desescalada” cuando otros países cuyo periodo de cuarentena ha sido similar al nuestro o menor  se encuentran ya en fases avanzadas dentro de ese proceso.

Ante esa dura realidad es nuestro legítimo derecho y obligación como ciudadanos preguntar:     ¿Fueron las políticas epidemiológicas/ sanitarias que nos llevaron a tantos días de confinamiento y a hundir la economía de país, correctas, oportunas y tomadas con información analizada con suficiente conocimiento y experiencia?

Aunque desde el principio de la crisis era necesario que los lineamientos sanitarios fueran establecidos y ejecutados por expertos y no por  políticos, le tomó al Ejecutivo 85 días después de decretarse el Estado de Calamidad integrar una comisión con conocimiento médico epidemiológico y solvencia para dirigir la crisis.

Desafortunadamente a muy pocos días del inicio de sus funciones dos médicos guatemaltecos cuya integración a comisión había llenado de confianza a toda la población por el conocimiento de su alta calidad humana y profesional, decidieron retirarse de la misma.

Cada vez resuenan más fuertes y desesperadas múltiples voces de alarma por el colapso de los hospitales y en general del sistema de salud y la falta de insumos de todo tipo incluyendo medicamentos y equipo de protección al personal sanitario para desempeñar sus humanitarias labores.

Se multiplican también exponencialmente los señalamientos de corrupción en la compra de medicamentos e insumos, falta de rendición de cuentas, obstaculización al flujo de información pública, ausencia de planificación confiable y de transparencia de la gestión,

Las confusas comunicaciones del ejecutivo  repetidamente han producido pánico e intranquilidad,   lo que unido a la falta de empleo e ingresos y la pobre ejecución de los fondos asignados a los programas de apoyo a las personas y empresas han erosionado la confianza en las acciones del gobierno.

Preocupante situación porque jamás en nuestra historia, un gobierno, aunque sea a expensas de hipotecar el futuro de muchas generaciones, ha tenido como el actual, fondos más que abundantes y   apoyo popular, por lo menos inicialmente, para enfrentar una crisis.

El problema no es la falta de recursos, el problema es la incapacidad para utilizarlos con eficiencia y transparencia. ¿Cómo es posible que un Ministerio tan necesitado de recursos como es el de Salud a estas alturas no haya podido ejecutar ni el tres por ciento del presupuesto que le fue asignado? ¿y que algunos programas de apoyo agrícola y alimentario tengan cero ejecución?

El simple cambio de las autoridades de Salud Pública no soluciona el problema porque no es solamente exclusivo de ese Ministerio. El cambio debe ser de fondo llegando a la estructura profunda de la burocracia gubernamental.

Para superar la crisis y salir fortalecidos debemos ser capaces de ver más allá de los cerrados límites en los que nos quieren encuadrar y no dejarnos  aterrorizar con el fantasma de la  pandemia la cual no es la causa de todos nuestros males y más bien puede ser el tan necesitado detonante para un cambio profundo, radical y permanente.

El virus no descubrió nada que no conociéramos. Solamente desnudó crudamente y de golpe  nuestras profundas, históricas y vergonzosas debilidades eternamente pendientes de resolver y que siempre  han sido ignoradas. El cambio debe ser integral porque todo nuestro sistema político, económico y social  está infestado por la nefasta corrupción que ha llevado al enriquecimiento ilícito de unos pocos y el empobrecimiento de millones.

Las acciones necesarias requieren que los tres Organismos del Estado cumplan a cabalidad el mandato constitucional que les corresponde y que los ciudadanos, el pueblo soberano, nos involucremos  totalmente  en forjar una nueva Guatemala.

De no hacerlo volveremos paulatinamente a la “antigua normalidad” y la próxima pandemia nos encontrara tan mal preparados como la actual. Nuestra crónica endemia mata más que cualquier crisis aguda.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
«¡Basta!»: estudiantes se movilizan en EE. UU. contra armas en escuelas

En memoria de esas víctimas se organizó la «Caminata Escolar Nacional», prevista para durar 17 minutos, un minuto por cada persona asesinada en Parkland. Los grupos estudiantiles también iniciaron una caminata desde la Casa Blanca hasta el Capitolio, la sede del Congreso.

noticia EVELIN VÁSQUEZ elPeriódico
Empresarios de Taiwán recorrerán las regiones del café

La embajada de Taiwán realiza gestiones con el BCIE para otorgar un préstamo de US$40 millones a los caficultores para combatir la roya.

noticia Tulio Juárez
TSE desautoriza listados y gráficas divulgadas con supuestos ciudadanos electos para cargos públicos

Afirma que en relación a los 19 binomios presidenciales no hubo ninguna falla en el conteo rápido de votos y la certificación de las actas, por lo que pide a la ciudadanía no prestarse a manipulaciones desorientadoras.



Más en esta sección

Los 48 Cantones de Totonicapán y el Parlamento Xinca se dirigen al Congreso y Casa Presidencial

otras-noticias

La de los ejotes largos.

otras-noticias

5 minutos

otras-noticias

Publicidad