[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El futuro con ilusión, sin ansiedad


Apostar a la innovación y al emprendedor privado, es apostar al futuro.

foto-articulo-Opiniones de hoy

Estos meses del coronavirus han brindado el tiempo necesario para reflexionar sobre el futuro del país, los emprendimientos en los que participo y lo que respecta a la familia. Estoy convencido en la necesidad de una visión de futuro, con ilusión, sin ansiedad. El futuro, no es la proyección del presente, ni la seguridad del pasado: es diferente siempre, y depende, en buena medida, de donde se empieza la carrera. No es lo mismo luchar por la supervivencia, que pensar en opciones cuando las necesidades han sido resueltas. Por ello, son reflexiones, no fórmulas.

Las experiencias pasadas me confirman que la mejor receta para el fracaso, es el pesimismo. Que no hay batalla más perdida, que aquella en la que no se piensa posible el triunfo. En todo momento, y en especial durante las crisis. Es prudente recordar el dicho que dice: “no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”. Los tiempos que vivimos, son momentos de definición, de confirmar creencias y convicciones, de definir la capacidad de enfrentar los desafíos, de una crisis de la que no somos culpables y que no podíamos predecir. Un evento inesperado que reta la capacidad de absorber lo inédito, lo brutal, y que reitera la necesidad de soñar un futuro diferente.

Por mi profesión, debo dialogar con personas que tienen desafíos grandes en términos de deudas, de caída en sus ventas, de potenciales pérdidas de sus activos, de necesidad de reducir personal en sus emprendimientos y desafíos similares. Otros, los menos, se acercan porque vislumbran oportunidades de crecimiento y de consolidación, de aumentos innovadores en la productividad de sus emprendimientos. Lo importante es la actitud. Si es abierta y empática, hay oportunidades de mejora, de lograr acuerdos ganar-ganar y de construir valor, al margen de las condiciones de cada caso. La actitud hace la diferencia. Si enfocan su acción en lo acontecido, están perdidos. Si se encierran en lo injusto del virus, se deprimen. Si aceptan lo que no controlan, las oportunidades se expanden. Y hay posibilidades de salida.

En un mundo de cambios, el pasado es importante, por referencia y sentido histórico, para evitar repetir errores del ayer, pero no brinda certeza de futuro. Menos en entorno de cambios tan dramáticos como los que afrontamos. El mañana no tiene relación al ayer. Los valores permanecen, las estrategias difieren y las tácticas son distintas. Se construye el futuro, desde la innovación y no desde la tendencia histórica. 

El presente es el aquí y el ahora. Puede no gustarnos. Lo definitivo es aceptar que el futuro no es la extrapolación del pasado. Ninguna de las diez principales empresas del mundo, en valor de mercado, son marcas tradicionales, por lo menos, ninguna eran iconos del siglo pasado. El mundo cambió, le guste o disguste a cada persona. Los líderes son quienes pueden lograr una conexión profunda con sus consumidores, donde el legado, el valor de la marca, la calidad del servicio y la proyección de la sociedad a la que aspiramos, son parte integral del producto o servicio que se ofrece. No son promesas, son realidades tangibles perceptibles al cliente.

En toda sociedad con sueños de éxito, es fundamental desarrollar confianza en la predictibilidad de los acuerdos. En la permanencia de las reglas. Es estar dispuestos al sacrificio presente por los réditos futuros. Es lograr que se invierta en el desarrollo de productos y servicios, que nazcan emprendimientos que saben que la inversión presente, es la base de los beneficios futuros. No apoyar a emprendedores del hoy, con la vista en el bienestar del mañana, es la tragedia de los países que viven siempre en vías de un desarrollo, que cada vez están más lejano. Apostar a la innovación y al emprendedor privado, es apostar al futuro. Y de entender que el apoyo a las Mipymes es fundamental y urgente. Esta crisis, brinda la oportunidad de hacerlo. Es tiempo de volver a ver el futuro con ilusión, no con ansiedad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
López Bonilla incluirá en libro de memorias apartados especiales sobre Pérez Molina y Baldetti Elías

Exministro acusado en casos de corrupción por el Ministerio Público y la CICIG  escribe su primer texto referencial sobre las transiciones de la guerra a la paz y del autoritarismo a la democracia, “algunas veces como testigo, otras veces como actor…”

 

 

noticia Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
CSJ resolverá hoy petición de bono navideño que suma Q68 millones

La remuneración extraordinaria es criticada por varios analistas que consideran que los juzgados trabajan en malas condiciones.

noticia AFP
Venezuela entra en “default” parcial

Gobierno dijo que inició el pago de intereses de su deuda externa.

 



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad