[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

LA CANTINA: Formas de recomenzar


foto-articulo-Opiniones de hoy

¿Cómo estás? preguntan. Subo y bajo, respondo. Nadie sabe a ciencia cierta cómo estamos. Sé que mientras nos ocupemos en resguardar la vida, habrá futuro. Solamente así estaremos.

Las noches de confinamiento suceden frente a una pantalla repleta de números. Genero escenarios financieros para los cambios que padece el negocio donde trabajo. La pantalla aguanta cualquier nivel de fantasía, no se desvanece cuando los números cambian de color. Sin embargo, en contexto real, el rojo impide continuar. Los flujos de caja son sensibles a la adversidad y, paradójicamente, esenciales para que los negocios respiren. Sin oxígeno no hay futuro. En el trasfondo, el Presidente habla en la televisión. Así las noches.

Veo el monitor. Por supuesto temo por la economía, pero temo más por el futuro del tejido social, por la salud colectiva. Los números del COVID hablan distinto, cada día más contagios, rascamos los 500, más de 10 personas han muerto. También hay más despidos. El Toque de Queda ofrece dos horas más. ¿Para evitar aglomeraciones? Aunque hay contención, no comparo las cifras con otros países porque estamos en distintas etapas. Vuelvo a mis números sin respuesta. Drenada, apago la computadora.

Aún no llega el momento de recomenzar, sin embargo, una interrogante colosal persiste porque ignoramos qué habrá del otro lado de este extraño muro. La madrugada usa sus manos de tiempo para dar bofetadas hasta ubicarme en la vigilia, las 3:00 a.m. En la oscuridad, gira un carrusel mental. Veo a mi hijo del otro lado de la pandemia, encerrado en uno de los países más afectados, a mi madre, en rígida soledad, guardada dentro de su apartamento, como niña obediente. Imagino a mi hermana en sus propios confines, aislada en un hogar de cuidados especiales. Pienso en el chico que lleva tambos de gas en su bicicleta, en la vendedora de flores de la Catorce. ¿Dónde estarán? Pienso en quienes viven al día, en los que no tienen plan B, en quienes no pueden soñar con tenerlo. Pienso en los contagiados.

Son colectivas las danzas mentales, hijas de la pandemia. El virus inevitablemente ataca al espectro emocional. La ambivalencia entre el distanciamiento para prevenir y el afán de no dejar caer la actividad económica hasta hacerse añicos, tiene a muchos indignados, a algunos encendidos y a otros soberanamente confundidos. No hay respuestas completas. La pandemia supera toda experiencia, es natural que perdamos el balance. Aunque aventuremos pronósticos, no existe escenario certero para sus consecuencias. Todo se vive y se decide a corto plazo, es como si cada semana fuera un año.

Atender los lineamientos y cuidar de los equipos de trabajo es, al mismo tiempo, lo más difícil y lo mejor que podemos hacer. Aunque no garantice nada.

Cuando salgamos de nuevo a las calles habrá tanto que reinventar. Plantear con nueva mirada las expectativas, priorizar la atención a las minorías vulnerables quienes serán las más golpeadas, rediseñar estructuras de costos en los negocios y, como sociedad, encarar de manera distinta el futuro pensando en todos. Habrá que hacer gala de recursos creativos que rompan moldes para ingeniar formas de arriesgarse y, aunque aterre, de recomenzar, incluso a partir de cero. Confiemos en nuestras capacidades para lograrlo.

Llegaremos a la otra orilla. La humanidad ha entrado y salido de horrores como entra y sale de los siglos. La especie persiste y resiste. Espero, algún día, contar a mis nietos que nuestro país fue atacado, pero no devastado. Decirles que superamos al COVID-19 con la certidumbre de que, a pesar de los escollos, prevaleció el resguardo de la vida.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
“… se ha agravado la situación de los profesionales del periodismo”: procurador Jorge De León Duque

Con motivo de celebrarse hoy el Día Mundial de la Libertad de Prensa, titular de la PDH señala que el gobierno ha incumplido el compromiso de implementar un programa de protección a comunicadores sociales.

noticia
Universidad Rafael Landívar presenta sus posgrados
noticia Redacción Deportes
Guatemala sueña

El triunfo de Wilfredo González en el primer partido de individuales le permitió a Guatemala empatar 1-1 con Túnez, este viernes en la seria por la permanencia en el Grupo II de la Copa Davis de tenis.



Más en esta sección

Parlamento Xinka y los 48 Cantones manifestarán para pedir la renuncia de Giammattei

otras-noticias

Los 48 Cantones de Totonicapán y el Parlamento Xinca se dirigen al Congreso y Casa Presidencial

otras-noticias

La de los ejotes largos.

otras-noticias

Publicidad