[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Causalidad

opinion

Con toda transformación vendrá una importante cuota de sacrificio que debemos realizar.

Todo el mundo quiere tener una vida extraordinaria y, la verdad del caso es que todos pueden tenerla, pero no todos, de hecho, muy pocos, deciden construirla. somos el resultado de nuestras creencias. Lo que creemos, nuestras convicciones, moldean al final nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, de manera que, casi todos –90 por ciento– surgen de forma inconsciente. Es muy relevante reconocerlo porque esto significa que carecemos de conciencia de la mayoría de las cosas que pensamos, sentimos o, incluso, de lo que hacemos. Y, sin embargo, todo esto que surge desde el inconsciente nos lleva a ciertos resultados que por ende no provienen de un propósito consciente.

Quizá el principal problema es que tampoco somos conscientes que estos hábitos son moldeados por el entorno donde fuimos formados. Así que el primer paso para llevar una vida de diseño propio, una existencia basada en un propósito es tomar conciencia. Debemos reconocer cuáles hábitos crean resultados que no deseamos en nuestras vidas y saber identificar y estimular los que crean acciones que desembocan en consecuencias que sí deseamos. 

El origen de una transformación real esta en alguna revelación, es decir, en un momento en que reconocemos que algo antes percibido como imposible es realmente algo posible. Todo tiene un precio. Una vez que distinguimos una realidad alterna –un sueño– como algo factible debemos saber cuantificar el precio que deberemos pagar por su consecución. Es muy importante que sepamos qué es lo que deberemos sacrificar por la oportunidad de cambiar los resultados que obtenemos. Sin conocer el precio no podremos decidir realmente encaminarnos en una transformación. Los humanos estamos diseñados para ejecutar buscando eficiencia y preferimos la comodidad de lo conocido y seguro, eso que llaman la zona de confort. Con toda transformación vendrá una importante cuota de sacrificio que debemos realizar.

Acá debemos hacer una pausa de concientización importante: todos tenemos sueños, pero muy pocos los cumplimos. Cuando hablo acá de sueños no me refiero a los deseos superficiales o las metas de poca envergadura que la gente identifica como sueños. Desear tomar un viaje de una semana en una playa exótica es una meta, un deseo de corta consecuencia. Un sueño es más bien un estilo de vida basado en un propósito específico y no tan solo una acción singular. Entonces, de vuelta al tema del cumplimento de sueños, cabe preguntarnos por qué es que todos sueñan y pocos consiguen.  La realidad es que soñar no produce cambios. La gente no cambia por un sueño, la gente cambia cuando sus creencias cambian. Las creencias se producen cuando experimentamos sentimientos (positivos o negativos) de forma intensa por un período largo de tiempo. Por ejemplo, si alguien al abrir un negocio nuevo piensa “no soy bueno para vender, eso no me viene” muy probablemente actuará esperando pocos resultados y entonces con este esfuerzo comprometido conseguirá pocas ventas y todo el asunto se volverá en una profecía autocumplida. 

Las personas suelen cambiar cuando algo les ha dolido lo suficiente. Todos desean algo, pero hasta que la situación actual que detestan no les duele bastante no inician el proceso de transformación. Hablar y quejarse resulta muy fácil, lo primordial es tomar conciencia para poder generar nuevas creencias que lleven a distintos pensamientos, que a su vez desemboquen en mejores acciones las cuales, crearán mejores resultados. 

Las cosas, como bien dicen por ahí, no pasan por casualidad sino más bien por causa-lidad. Debemos tomar las acciones correctas para generar los resultados correctos. Las acciones correctas provienen de pensamientos acertados y estos, a su vez, provienen de creencias apropiadas. Dicho de otra forma, para generar una vida de propósito, una que tenga un impacto significativo en nuestro entorno, debemos creer profundamente, sin sombra de duda, que la realidad que imaginamos es absolutamente posible. Debemos, como decía Cortázar, doblegar a la realidad hasta que se ajuste a nuestros sueños.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Seguir la receta médica al pie de la letra

Incumplir el tratamiento indicado por el médico puede provocar recaídas o complicaciones.

 

noticia AFP/ con información del diario salvadoreño El Mundo
Nayib Bukele, nuevo presidente electo de El Salvador, celebra su victoria

«Este día es un día histórico, este día El Salvador destruyó el bipartadismo», afirmó el nuevo presidente electo ante sus simpatizantes reunidos en el Centro Histórico de la capital.

noticia Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt
Istmo impulsa consumo de fruta

Centroamérica y la República Dominicana celebraron ayer el Día de la Fruta. El fin de la fecha es promocionar el consumo y la comercialización, así como concienciar a la población de la importancia de comer fruta.



Más en esta sección

El final de Maradona «no ha sido el mejor que nos hubiese gustado», dice Tebas

otras-noticias

Honores y fervor futbolero en emotiva despedida al ídolo Maradona

otras-noticias

Capturan a 18 personas señalados por extorsión

otras-noticias

Publicidad