[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Iniciamos el 2020, sus páginas están para ser escritas

opinion

Construir el futuro, no resistir el cambio y mantener los malos hábitos, debiese ser la consigna para el 2020. 

El nuevo año, la nueva década, ha iniciado. Está en cada persona, comunidad, país y región escribir sus páginas, de una u otra forma. Como todo inicio, genera una mezcla de ilusiones, temores y ansiedades. Para algunos es tan solo un cambio en el calendario, ya que sus vidas siguen con la misma tónica por lo que el ayer, el hoy y el mañana son tan solo una repetición de días, semanas y meses. Es el estilo de vida de la monotonía, sea esta por elección propia, incapacidad de cambiar circunstancias o el temor al cambio. Para otros, es lo contrario, es travesía a ser recorrida, desafío que debe ser alcanzado, una nueva oportunidad para avanzar en sueños y metas establecidas. En general, hay un poco de ambas posturas, cosas que no cambian y otras que sí cambian.

El balance es diverso. Depende de cómo se entienda la vida, de cuáles sean las aspiraciones, de las actitudes ante las oportunidades, las prioridades establecidas, los hábitos desarrollados y las personas y ambientes que se frecuentan. Es en este sentido que los cambios de década, un poco más que el cambio de solo un año, son una gran oportunidad para hacer la reflexión de dónde estamos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. En lo individual y en lo colectivo. 

La próxima semana inicia su gestión un nuevo Gobierno y Congreso. Es oportunidad de lograr un cambio de dirección en la gestión pública y la forma de enfrentar los desafíos de la búsqueda del desarrollo nacional. Guatemala sigue con una larga lista de pendientes. Lo fundamental será enfocarse más en lo importante, y menos en lo urgente del día a día. Unas pocas prioridades, pero claras y fundamentales. Un presupuesto enfocado y no disperso. Utilizar la subsidiaridad de la gestión pública, para aprovechar capacidades y recursos de las entidades y personas privadas. Fomentar inversión extranjera en los diferentes sectores, impulsar la inversión nacional, las alianzas público-privadas y el flujo de remesas de nuestros connacionales radicados en Estados Unidos y fortalecer las finanzas públicas. Apostar por el crecimiento económico, la sostenibilidad ambiental y la mejora en el acceso a servicios públicos de adecuada calidad y oportunidades de trabajo en todo el territorio. 

En el entorno personal e institucional, el 2020 es el inicio de una nueva década que debiese de marcar claras diferencias y mejoras con relación a la década anterior. Debe de poder ser período de desarrollo personal, familiar y profesional. Se deben de definir claramente las metas que se desean alcanzar, ponerles fechas de medición mensuales, trimestrales o semestrales, que permitan verificar el avance en el trayecto, tener evaluadores externos, de confianza y respeto, que nos retroalimenten sobre las mejoras alcanzadas o los posibles estancamientos o retrocesos, con el fin de poner remedio a lo que no está funcionando y poder garantizar que se mantenga el compromiso con las metas y la confianza en la capacidad de alcanzarlas. Es momento de soñar en grande, pero actuar en lo concreto, con determinación y, sobre todo, con perseverancia.

Construir el futuro, no resistir el cambio y mantener los malos hábitos, debiese ser la consigna para el 2020. Lograr que se convierta en oportunidad de marcar una diferencia, de abandonar la resistencia tradicional, de enfrentar los desafíos pendientes, de contribuir a lograr un mundo mejor, más solidario con quienes padecen de dolor, sufrimiento y marginación, más próspero y sostenible. Feliz nuevo año, y que las páginas a ser escritas, por cada persona, comunidad y por nuestro país, se recuerden en el tiempo, como una década que valió la pena de ser vivida. 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Juan José Micheo Fuentes
Ordenando el proceso de urbanización

El problema de tráfico vehicular por la geografía y los cuatro accesos a la capital hace interminables los traslados a la ciudad.

noticia Editorial
La tasa de alumbrado público es ilegal
noticia Andrea Paola
Joven le regala una casa a las personas que lo adoptaron a pesar de ser muy pobres


Más en esta sección

Capturan a 18 personas señalados por extorsión

otras-noticias

Más de 300 personas condenadas a cadena perpetua en Turquía por golpe de Estado fallido de 2016

otras-noticias

Hacer llegar las vacunas «a buen puerto», un desafío logístico

otras-noticias

Publicidad