[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Alrededor del Sol

opinion

Quizá el 2020 nos devuelva la voz colectiva.

La Tierra está a punto de finalizar un recorrido más en torno al Sol. Expedición de trescientos sesenta y cinco pasos que habremos dado para cerrar este nuevo circuito numerado como año 2019. En dicho camino pasamos por equinoccios y solsticios; experimentamos aguaceros, atardeceres luminosos y amaneceres de cálida estatura; sequías, granizos y chaparrones; días de mar y noches de escarcha. ¡Cuánto ocurrió durante este complejo año!

Sin percatarnos, estamos en continuo movimiento, nos desplazamos en nuestra Vía Láctea, girando alrededor del Sol, a una velocidad de 30 kilómetros por segundo. El abrazo que efectuamos en dicha traslación determina un año, pero aún más sorprendente es la rotación de la Tierra sobre su propio “eje ideal”, la que provoca el día y la noche. Muchos cuartos menguantes y lunas nuevas, albas, ocasos y penumbras. Poesía. Auroras silenciosas recubiertas de sereno.

Y pasaron muchas cosas en nuestro tramo de Planeta Azul. Muchos se enamoraron, millones se abrazaron, otros tantos olvidaron. Nacieron nuevos cipreses, araucarias, robles y sauces llorones, ¿cuántos fueron arrasados por la inconsciencia y la codicia? Infinidad de mariposas salieron de su refugio; luciérnagas advirtieron la lluvia y millones de miradas se cruzaron por ahí, día a día, a cada kilómetro que recorrimos. Seguramente los azacuanes habrán teñido de nuevo el cielo con nubes negras a su paso. Se dieron millones de besos y otros tantos quedaron suspendidos en el aire. Nacieron, al menos, un par de quetzales y el Sol se tragó la neblina hasta que aparecieron las sombras del dolor de la gente. Parieron cientos de niñas entre los 10 y 14 años. Murieron niñas y niños diariamente, cuántos por el incontrolable flagelo de la violencia y del hambre. Migraron al norte cantidad de jóvenes por falta de escuela, oportunidades y trabajo, miles también retornaron en la fila de deportados con su propósito frustrado. O sea, seguimos liderando las cifras de dolor.

Pasamos vergüenzas ante el mundo, aislándonos de una manera torpe e interesada para unos cuantos. Presenciamos retrocesos irreparables en materia de justicia. Vimos al sistema de salud vedándole un derecho fundamental a millones de guatemaltecos. Educación también insistió en seguir discriminando. Y no olvidemos que toda medida que se tome en materia educativa afecta el proyecto democrático. Se expulsó brutalmente la posibilidad de combatir impunidad y corrupción. Se ignoró el hambre y la pobreza. Vivimos tragedias que pudieron ser evitadas. Dejamos atrás un año más de oscuridad, que queda anotado en nuestra bitácora de piedra. Quizá el 2020 nos devuelva la voz colectiva. Quizá decidamos ser los dueños de nuestra historia de una vez por todas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Kendell los salva
noticia Roberto Blum
¿Será tiempo de cambiar modelos económicos?

Son 120 millones de mexicanos, ansiosos de elevar sus niveles de vida y salir de la pobreza.

noticia Jaime Moreno/elPeriódico
Ministros iberoamericanos de Cultura se reúnen en La Antigua Guatemala

Diversas autoridades culturales del continente están en Guatemala para analizar aspectos del sector.



Más en esta sección

Día del Periodista

otras-noticias

Autoritarismo policial y criminalización de la protesta social

otras-noticias

Retrato del dictador

otras-noticias

Publicidad