[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Las virtudes y la democracia


El grotesco espectáculo que están dando hoy los políticos de ambos partidos y muchas personas en las redes sociales en los Estados Unidos demuestra la grave erosión de las virtudes ciudadanas de ese pueblo.

foto-articulo-Opiniones de hoy

La sociedad política estadounidense está ofreciendo un triste y vergonzoso espectáculo en estos días. Parece que hoy se revive en los Estados Unidos la historia de los Montescos y los Capuletos, o bien la de los güelfos y gibelinos, facciones políticas irreconciliables en la historia y la leyenda, que acaban en la conocida tragedia shakespeariana de Romeo y Julieta.

La democracia es una forma de gobierno que en la antigüedad clásica se experimentó sin mucho éxito y por poco tiempo, en algunas pequeñas ciudades del Mediterráneo y entre algunas de las numerosas tribus germánicas. Recientemente, tan solo hace unos doscientos treinta años, los nuevos Estados independientes de Norteamérica decidieron constituir una “más perfecta unión”: una federación política gobernada por “nosotros el pueblo”, sin duda un grandioso y aventurado experimento político. Los Estados Unidos serían una república federal con un gobierno democrático.

Los fundadores de la república estadounidense, partícipes del “espíritu de su tiempo”, el zeitgeist de la Ilustración, creían en la razón y la racionalidad de los individuos que componían la sociedad política. Sin embargo, los individuos guiados por su razón, pero también por sus intereses más inmediatos, debían respetar en todo momento las leyes –ordenamientos de la razón, orientadas al bien común y promulgadas por la autoridad, según afirmaba Tomás de Aquino en el siglo trece– y al mismo tiempo practicar ciertas virtudes indispensables para la vida en comunidad.

El experimento político estadounidense tendría una ley suprema escrita, su Constitución Política: un pacto irrenunciable, convenido en septiembre de 1787, entre los representantes de los pueblos de los trece Estados originales y de quienes en lo sucesivo se adhirieran al experimento. La Constitución federal estableció en siete artículos la organización fundamental de la república y del gobierno democrático.

Sin embargo, las virtudes ciudadanas fundamentales subyacentes en el experimento estadounidense no podían simplemente legislarse. Las virtudes son prácticas: conductas habituales de los individuos que se consolidan poco a poco con su repetición, y su uso constante y permanente. Es evidente que las leyes generan incentivos para que las personas actúen de cierta forma y no de otra; pero parecería que las virtudes personales y ciudadanas son más bien resultado de un amplio contexto cultural determinado.

Así, los fundadores del experimento estadounidense basaron el gobierno democrático en al menos tres virtudes necesarias para su cabal funcionamiento: la justicia, la prudencia y la civilidad. La justicia es la virtud política por excelencia. Ya sea según el concepto de Platón, de Agustín o de Rawls, sin justicia el gobierno es tan solo una banda de forajidos que se aprovechan de su número y su fuerza, sin considerar que en la democracia los que hoy gobiernan mañana serán gobernados. Los tiranos no necesitan practicar la justicia. John Rawls nos hace pensar en lo que sería justo, si cambiáramos nuestros papeles y mañana estuviéramos en la posición contraria a la actual.

La prudencia es la virtud práctica por excelencia. El prudente siempre considera todas las circunstancias que afectan a su conducta. Finalmente, la civilidad es el comportamiento habitual de la persona que cumple con sus deberes de ciudadano, respeta las leyes y contribuye así al funcionamiento correcto de la sociedad, y al bienestar de los demás miembros de la comunidad.

El grotesco espectáculo que están dando hoy los políticos de ambos partidos y muchas personas en las redes sociales en los Estados Unidos demuestra la grave erosión de las virtudes ciudadanas de ese pueblo, y no solo la pérdida de respeto a la ley, a la razón y a la verdad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Legislativo recibe Guía Operativa para Implementación de la Consulta a los Pueblos Indígenas 

Planteamiento ministerial dirigido a disminuir conflictividad social en el país contiene ocho pasos dirigidos a fomentar la inclusión y discusión de temas coyunturales en el país.

noticia Andrea Paola
Mujer atropella a grupo de jóvenes que agredían a su novio
noticia dpa
Avión de los Marines se estrella: 16 militares mueren

Aeronave del tipo USMC KC-130 había despegado en una base militar de Carolina del Norte y desapareció del radar cuando volaba sobre Mississippi.



Más en esta sección

Los seis puntos clave sobre la crisis política en Guatemala

otras-noticias

Agentes de la PNC estaban en el Congreso antes del incendio

otras-noticias

Fiscal General pide al Legislativo priorizar la elección de Cortes

otras-noticias

Publicidad