[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los números más allá de las ideologías


La pobreza en Guatemala es de infarto.

Ante las más recientes protestas populares en algunos países sudamericanos, como Chile y Bolivia, y de las inveteradas de Venezuela y Nicaragua, he consultado múltiples estadísticas, porque considero que los “números” me son más amigables que las ideologías. Más aún, considero que de cifras exitosas, se pueden generar ideologías progresistas. Como soy partidario de ver, verificar, analizar y concluir, en este artículo presento dos gráficas relacionadas con la pobreza. No lo hice con las de la riqueza, porque estas pudieran llamar al engaño, en el caso de una mala distribución de la misma.

En la primera gráfica inserta, muestro el porcentaje de la población que vive con menos de US$1.90 diarios; y en la segunda, con menos de US$3.20. Compruebo que aunque la pobreza en Chile es considerablemente menor que en la de otros países de nuestra América Latina, una manifestación de protesta de un millón de personas es un dato que evidencia la necesidad de reformas creativas de un modelo que está ya fatigado. Más allá de ello, es palpable que históricamente los gobiernos de centro izquierda (la mayoría) y de centro derecha (dos periodos de Piñeira) han realizado un buen trabajo en la creación de riqueza y reducción de la pobreza, independientemente de si hayan sido ideas de los Chicago boys o de los Boys Scouts (¡No importa el color del gato sino que cace ratones!). Sin embargo, cabe apuntar que el crecimiento económico chileno ha ido reduciéndose: de 2017 a 2018 el PIB creció un cuatro por ciento, que es un crecimiento bastante menor de lo que lo había venido haciendo años atrás. (Al principio, las economías de los países pobres pueden crecer en forma deslumbrante, pero, al llegar a un desarrollo medio bajan su crecimiento, en lo que los economistas llaman middle income trap, un momento que exige cambios creativos dentro del patrón, en este caso, dentro de la economía de mercado, que le ha permitido a Chile crear riqueza y abatir la pobreza en forma exitosa).

Por lo tanto, ahora el desafío de Chile es corregir el rumbo en los campos social y económico, y ver quién y cómo va a pagarse el “almuerzo” (costos sociales) porque no hay free lunch, lo cual debería resolverse mediante un consenso nacional.

En base a otros datos, que por razones de espacio no pude incluir en este artículo, pero que sí analicé, puedo decir que Evo Morales ha tenido éxito en la reducción de la pobreza en su país. En el campo político, sin embargo, el Presidente boliviano sufre desgaste y señalamientos de corrupción. En 2016, Evo realizó un referéndum para ver si podía correr para un nuevo período presidencial, el cual perdió. No obstante ello, acudió al Tribunal Supremo Electoral de su país, aduciendo que era una violación a sus derechos humanos, ante lo cual, el ente electoral, del que Evo era y es “amigo”, le dijo que sí podía correr, y así participó en las elecciones pasadas, cuya legitimidad está ahora cuestionada: el poder corrompe y oxida.

En el caso de México, el impresentable y megacorrupto PRI ha tenido un éxito relativo, quedando abierta ahora la interrogante de cómo le irá a ir a AMLO. No especulo. Espero los resultados numéricos, que son el lenguaje que entiendo. En el caso de Nicaragua, como los últimos datos disponibles son de 2014, no reflejan el empobrecimiento acelerado que ahora tiene lugar en ese país, que es una dictadura.

El caso de Venezuela es patético. Desde la época de Hugo Chávez, el gobierno ha dejado de publicar su desempeño económico, siendo los últimos los datos del año 2006. A partir de esa fecha y aún antes, las finanzas de uno de los países más prósperos de América Latina, van en caída libre, al punto de que, como a Nicolás Maduro se le fueron completamente de las manos, empezó a delirar con “pajaritos” (Chávez que se le presentaba en forma de pajarito).

Cuatro millones de migrantes, que lo hacen por razones económicas y sociales (un millón anual) es una cifra socialmente escalofriante, insólita en América Latina, jamás alcanzada, ni remotamente, durante los exilios políticos provocados por todos los gobiernos militares de Latinoamérica juntos. Seguramente que si dispusiéramos de información actualizada, la situación de pobreza de Venezuela sería peor que la que exhibe Guatemala, no obstante ello, Codeca y su partido apuestan a ese modelo fallido.

El caso de Guatemala es doloroso y bochornoso. Si aquí, en vez de haber guatemaltecos hubiera chilenos, ya habrían quemado no el metro (que no existe) sino el país entero. (Entiendo que los datos guatemaltecos sí incluyen los montos recibidos de remesas, porque, de lo contrario, los datos serían menos dramáticos). De todas formas, ¡gobiernos van, gobiernos vienen, y la pobreza no la detienen! Los datos de estas gráficas hablan mejor que las ideologías.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
AGG convoca a partidos políticos para participar en foros

Previo a las votaciones se realizarán debates con los cinco candidatos que lideren las encuestas nacionales.

 

noticia AFP
Francia ya está utilizando esteroide dexametasona contra COVID-19 «a gran escala»
noticia Redacción / Suplementos
Embajada de Taiwán hace entrega de 30 mil juguetes


Más en esta sección

Comando Naval del Caribe realiza jornada médica para afectados por Iota

otras-noticias

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

Publicidad