[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Entendiendo el problema en Guatemala

opinion

Es urgente romper con una economía concentradora de riquezas.

 

Instalar una Democracia, firmar Acuerdos de Paz y adoptar políticas neoliberales pretendía, en teoría lograr el desarrollo humano, la prosperidad económica y bienestar social en la población. Ello, basado en principios republicanos y en la ideología hegemónica que privilegia al individualismo por sobre la organización colectiva para alcanzar bienestar. Un requisito importante, que debiera ser causa y consecuencia de dicha arquitectura de País, es la movilidad social basada en la meritocracia. Es decir, la capacidad de una persona de cambiar de estrato social y económico durante el transcurso de su vida o entre generaciones principalmente como consecuencia de sus decisiones y del uso apropiado de las variables de las que tiene control.

Sin embargo, eso no sucede en Guatemala. La movilidad social se encuentra estancada en ciertos grupos humanos que, aunque trabajen mucho y tomen buenas decisiones, no salen de pobres, produciendo desigualdades horizontales, consolidando la pobreza estructural y ensanchando brechas de oportunidades de desarrollo en la población. La poca movilidad social en Guatemala se explica por tres factores, que se originan en la conformación del Estado Guatemalteco: el Estado en Guatemala es excluyente en lo político, racista y discriminador en lo social y concentrador de riqueza en lo económico. Lo excluyente en lo político se evidencia bajo diversos indicadores, por ejemplo, las regiones donde más población vive en condiciones de pobreza es donde menos inversión pública existe. (Idies, 2014). Los estudios de Casaus (1992), entre otros, pero incluso expresiones instaladas en el vocabulario cotidiano así como el trato desigual y despectivo a poblaciones indígenas, a mujeres y a otros grupos refuerzan la imperante estructura racista en el país. En lo económico, una estructura que aparenta ser de libre mercado evidencia ser más bien una serie de industrias concentradas en grandes oligopolios, que por un lado acaparan factores productivos y por otro, capturan al Estado para consolidar privilegios y poder político a su favor en detrimento de una economía dinámica que fomente el desarrollo y prosperidad de pequeñas y medianas empresas.

Al final, esta estructura construye y se alimenta de un sistema que permite a una elite consolidar sus privilegios y su poder. Estructura que interrelaciona el poder económico con la capacidad de capturar al Estado impunemente e incidir en el poder político. Hace poco, por ejemplo, se evidenció la actividad del actual Ministro de Economía favoreciendo a uno de los grandes oligopolistas de la telefonía móvil desde la institucionalidad política. Un Estado así es insostenible bajo cualquier punto de vista. No sorprende tener indicadores de desarrollo vergonzosos, pobreza en aumento, una sociedad colapsada y un sistema de vida precario y vulnerable para todos/as.

El cambio de estructura en lo político, en lo social y en lo económico es imperante. Se deben cerrar brechas en lo social que permitan a cada quien construir su proyecto de vida, no digamos salir de su condición de pobreza. Se debe sanear la administración pública y expulsar la impunidad que solo ha permitido a payasos llegar a gobernar un circo y desbaratar más al Estado, logrando que la ciudadanía pierda Fe en lo público y se debilite aún más la gobernanza democrática. Debemos erradicar el racismo en lo social mediante el pensamiento crítico, la creación de espacios comunes, el entendimiento y la institucionalización del acceso a poder de mayorías excluidas, entre otras acciones.

Es urgente romper con una economía concentradora de riquezas, dinamizándola al regular los mercados concentrados. Transformar esa estructura que como una aspiradora quita a las personas sus ingresos y los devuelve a un grupo que concentra poder y captura al Estado, manteniendo, al final del día, a mayorías en la miseria. He aquí el diagnóstico de País que debemos comprender tanto la derecha como la izquierda para salir del atolladero.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia LORENA ALVAREZ elPeriódico
Migrantes enviaron remesas por casi US$1 millardo durante mayo

Asíes presentó un estudio con recomendaciones para la inclusión social y laboral de los migrantes que son retornados por las autoridades.

 

noticia Lorena Álvarez
Pajapita tendrá zona de desarrollo

Hay dos expedientes más en evaluación y dos proyectos que se planifican en Zacapa.

 

noticia Silvia Tejeda
¡No! Al continuismo bribón

En ese recinto de zarigüeyas insaciables.

 



Más en esta sección

Las compras de la PNC bajo la administración de Tzuban

otras-noticias

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza

otras-noticias

Relatos de una injusticia

otras-noticias

Publicidad