[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Y aún así lo seguimos negando

opinion

Los hechos son más que contundentes.

 

Guatemala cuenta con una base natural rica en biodiversidad, flora y fauna, con trece zonas de vida, las cuales se distribuyen en torno a seis pisos altitudinales, siete provincias de precipitación y nueve provincias de humedad, de acuerdo con el Iarna, el instituto de investigaciones ambientales de la Universidad Rafael Landívar. Vivimos en uno de los países con mayor biodiversidad del planeta.

Una zona de vida se define como una unidad territorial natural en la cual están interrelacionadas la vegetación, la actividad animal, el clima, la fisiografía, la formación geológica y el suelo, en una combinación reconocida y única, que tiene aspecto o fisonomía típica.

La posición geográfica y la vulnerabilidad social del país lo exponen a diversas amenazas geológicas y climáticas como: sismos, huracanes, tormentas, erupciones volcánicas, entre otras. El deterioro ambiental impacta en la sociedad al tener menos condiciones para generar bienes y servicios, lo que empeora los indicadores de pobreza e inseguridad alimentaria, e incentiva las migraciones.

La pérdida de cobertura forestal que se da por la expansión del suelo agrícola, urbano, incendios y otras causas, además de amenazar la biodiversidad, afecta las condiciones del suelo (principal recurso para la producción agrícola) y las fuentes de agua.

Los escenarios construidos para el país proyectan cambios que implican la reducción en disponibilidad de agua y un cambio paulatino de los ecosistemas húmedos hacia ecosistemas secos, lo que afectará la provisión de bienes y servicios ambientales. El cambio climático agrega riesgo y vulnerabilidad al sistema socio ecológico nacional.

El cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo. Hacer frente al cambio climático requiere un esfuerzo sin precedentes por parte de todos los sectores de la sociedad. A nivel mundial está el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático; este 23 de septiembre se realizará la Cumbre sobre la Acción Climática.

A pesar de que estamos siendo testigos de lo que está sucediendo alrededor del mundo, todavía hay personas que niegan que estamos enfrentando condiciones climáticas adversas que están poniendo en riesgo la vida humana.

Nos preguntamos, qué más necesitamos que suceda en nuestro entorno para que podamos aceptar lo innegable. Cuándo, mayoritariamente, tomaremos conciencia de la situación y adoptaremos decisiones drásticas para cambiar nuestro estilo de vida y así procurar salvar el hábitat para la humanidad.

Los recientes incendios en la selva amazónica han puesto de manifiesto el riesgo de pérdida del principal pulmón del mundo, entrando en colisión los intereses globales de los países del G-7 y el interés nacional de Brasil. Nuevamente surge el dilema entre el interés general y el interés particular, entre el intervencionismo global y la soberanía nacional. Es un asunto de responsabilidad conjunta, ética e intergeneracional.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia sputnik
Becky G lanza una colaboración con Gente de Zona y hace explotar las redes
noticia   Luisa Paredes elPeriódico
Relatora de la ONU: “Preocupan las crecientes desigualdades en el país”

Victoria Tauli-Corpuz, representante del ente internacional, habla sobre conclusiones de su visita a Guatemala para verificar situación de los pueblos indígenas.

noticia Editorial
Reformas condenadas al fracaso


Más en esta sección

Acusaciones de fraude ponen en riesgo a republicanos

otras-noticias

Asesinato de científico nuclear iraní complica plan de Joe Biden

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad