[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los progresistas deben participar

opinion

Situaciones como la actual no recomiendan encogerse de hombros.

 

De muchas formas, la idea de que entre dos candidatos que van a la segunda vuelta no hay nada que anime la participación de las corrientes críticas, se extiende como una de las expresiones de eso que llamamos la apatía o la pérdida de una visión política real. Por ello parecería oportuno hacer algunas precisiones para tratar de que se reflexione sobre las opciones en juego. Y quizás es adecuado señalar que en situaciones como la que vivimos no se recomienda ser neutral o encogerse de hombros. O refugiarse en llamados al voto nulo que como vimos en 2015 no resultó efectivo.

El punto de partida es que si bien las dos propuestas no son lo suficientemente atractivas para hacer campaña por las mismas, no es menos cierto que entre ellas hay diferencias de monta, que nos guste o no, tienen una línea divisoria clara. Es la opción por algunas medidas de alivio a los grandes males del país o ninguna forma de disminución de esta situación. Por ello no comparto la figura de que estaríamos ante la opción entre el cáncer y el sida. No todo es tan melodramático. Pero sobre todo, la política cuando trata de los destinos de un país no permite atrincherarse en las consignas del siglo que sean. Hace falta una buena dosis de pragmatismo y de sentido común.

En dos platos, está en juego la opción por los programas sociales de forma ampliada, versus un galimatías que no propone nada. Y los programas sociales que vienen desde el Banco Mundial y son respaldados por la ONU, lo que recomiendan son cosas simples: escuela para todos, alimentación escolar, transferencias condicionadas a un compromiso familiar con la salud y la educación, junto al empoderamiento de las mujeres y todo vinculado a la generación de empleo. Es la oferta de Sandra Torres y la UNE. Hay muchas más pero esa se puede definir como la principal.

De otro lado hay la propuesta de reducir el empleo en el sector público sin proponer nada a cambio, como lo hacen Giammattei y su candidato a vicepresidente. En dos platos: es aumentar el desempleo una de sus propuestas principales. Es la visión neoliberal del gobierno electrónico. A lo que se suman ideas de manejo del sistema penitenciario, que entre otras ideas preocupantes, hablan de reducción de las visitas conyugales en una abierta violación a los derechos humanos. No refiero el comentario chusco expresado por el candidato de Vamos por infame. Menos me quiero referir a la argolla de milicos de mano dura que lo rodean.

Es cierto que para los sectores progresistas y las expresiones de izquierda, las opciones no son las esperadas, menos aún, las que encarnan las utopías. Pero de ello, a ver pasar la segunda vuelta encogidos de hombros, hay una distancia amplia, con un toque de irresponsabilidad política. Es no asumir como se debe las disyuntivas políticas. Me parece que hoy se trata de apostar por los que más vínculos tienen con la gente y sus problemas y luego de ello, potenciar esa opción con renovadas energías y movilizaciones.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Nueva edición de Confieso que he vivido

El texto de Neruda regresa con adiciones; incluye una parte sobre Lorca.

noticia REDACCIÓN elPeriódico
“El Patrón” es ultimado en Zacapa
noticia Renzo Lautaro Rosal
Síndrome de la espuma de cerveza

La herencia del presidencialismo sigue vigente: mal con él, peor sin él.

 



Más en esta sección

Queman bus de Transurbano y PNC se retira de la Plaza

otras-noticias

Seis departamentos se unen a las protestas en contra de Giammattei

otras-noticias

Galería: Vuelven cientos de guatemaltecos a la Plaza de la Constitución

otras-noticias

Publicidad