[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Independencia de poderes


Los migrantes van por trabajo y oportunidad a costa de sus vidas.

foto-articulo-Opiniones de hoy

 

La independencia de poderes en una nación no implica guerra, ni enfrentamiento obligado, ni tensión entre las partes, sino demanda equilibrio, apoyo para llegar a un mismo destino trazado, como yunta de bueyes avanzando. Pero la división tiene frenado el progreso, porque cada poder pareciera estar librando su propia batalla en contra de los demás, en un cuadrilátero observado por el mundo, donde otras naciones opinan y se meten para animar a sus preferidos. Los poderes debieran de funcionar como el cuerpo humano, siendo el cerebro depositario del interés ciudadano, del objetivo, de la meta, y los diferentes sistemas, partes contribuyentes. No enemigos, sino complemento. De no suceder así, la población terminará optando por una figura autoritaria, empoderando a quien más mande, sin que sea necesario tal extremo.

La experiencia de Nicaragua es un buen ejemplo. El poder absoluto prolongado de los Somoza provocó una revolución sangrienta, pasando a los autoritarios sandinistas, hasta que perdieron en las urnas. La época de doña Violeta de Chamorro fue liberadora para unos y frustrante para otros, seguida de las mañas de Arnoldo Alemán que lo hicieron purgar cárcel, y la primavera terminó con la reforma impotente del presidente Bolaños, a quien no se le aprobaba ni un puente porque no cedía a negociaciones espurias. La inactividad detuvo el desarrollo, dando la pauta del regreso dictatorial de Daniel Ortega, y paradójicamente Nicaragua floreció, pero luego de 12 años se reinstaló la crisis.

Daniel Ortega hizo revivir en el 2007 los temores de la Guerra Fría, cuando ya había empezado el drama de otros fundamentalismos. En nuestro mundo lo que impera es la sobrevivencia. El mejor ejemplo está a la vista. Los migrantes van por trabajo y oportunidad a costa de sus vidas.

Se quiere el desarrollo, que impiden los poderes políticos al no ponerse de acuerdo, porque no piensan en los ciudadanos, y, como resultado, se les ha dado la espalda, y ya no importa quién quede en los puestos, porque de nada sirve, y por eso muchos no van a votar, porque tienen obligaciones de subsistencia que cumplir y vidas que dependen de ellos. Hay ingenuos que todavía gritan fraude, mientras otros rechazan discursos y promesas, porque la nueva consigna es “hasta no ver no creer”. Se quiere resultados, gobernabilidad y respeto. Estamos esperando la llegada de la democracia con poderes alineados o allanando la vuelta de los dictadores.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción *
Cambian a 210 policías en Morales, Izabal tras aumento de criminalidad

En menos de 20 días ocurrieron 13 asaltos en el municipio de Morales.

noticia Gerardo Alvarado / DPI 1653 82988 0901
El hermano mayor
noticia Amílcar Álvarez
Carta al futuro Presidente de Guatemala

Cuando asuma la Presidencia será toda Guatemala la que quede a merced de su mandato.



Más en esta sección

Fotoperiodista Carlos Sebastián declara en el MP por agresiones de policías

otras-noticias

Instituciones se unieron para apoyar a familias damnificadas

otras-noticias

Sector construcción renueva Expocasa 2020

otras-noticias

Publicidad