[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Trump rodea Guatemala con tropas mexicanas


A Manuel Villacorta por su gran aporte a la democracia.

foto-articulo-Opiniones de hoy

 

Trump quiere mostrar a su electorado que sí puede frenar las migraciones venidas del sur, no con un muro como el que construyeron de manera parcial Bush y Obama, sino con seis mil tropas de la Guardia Nacional mexicana. Es el eje del acuerdo al que se llegó este junio entre ambos países. López Obrador los mandará a la frontera con Guatemala en las próximas semanas, plazo que dio Trump para no imponer un gravamen de cinco por ciento a los productos importados de México. Para impresionarlo, las autoridades mexicanas detuvieron a casi mil migrantes en los últimos días. ¿Los mandará al sur? El objetivo del operativo es evitar que ingresen a México nuevas oleadas de migrantes centroamericanos y de otros países que ansían alcanzar Estados Unidos por territorio azteca. Se suman a las tropas casi un millar de trabajadores de migración.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard indicó que Trump y López Obrador van a promocionar un plan de desarrollo integral de la CEPAL para el sur mexicano y Guatemala extensivo a los países vecinos. Es la misma idea del expresidente Fox sobre el Plan Puebla-Panamá que nunca se llevó a cabo. La CEPAL lo presentó en 2014 como un plan de inversiones conjuntas para desarrollar las áreas más deprimidas de México y de Guatemala que están en sus fronteras vecinas, y son las que más expulsan migrantes. El plan es de treinta mil millones de dólares cuyo financiamiento vendría de Estados Unidos y México. Pero eso está por verse. Las áreas más deprimidas indicadas revelan un alto crecimiento demográfico, con un crecimiento insuficiente, pobreza en ascenso y sequías. Los niveles de pobreza han permitido a los narcos tomar el control de esa frontera entre ambos países, y también entre Honduras y Guatemala, al punto que hay allí tropas de Estados Unidos desde hace años, pero sin resultados a la vista. Bajo la presión de dicho acuerdo binacional, el presidente guatemalteco aceptó el envío de más tropas estadounidenses a su territorio para detener el flujo de migrantes en la selva común de ambos países. Y se le presiona para que los hondureños y salvadoreños que lleguen a su territorio los detenga y les dé refugio, mientras México impedirá el ingreso de guatemaltecos en su territorio con tropas de la Guardia Nacional. Igual hará Guatemala, pero con los migrantes procedentes de Honduras y El Salvador. Según los términos del acuerdo, los migrantes de estos dos países se verían obligados a solicitar asilo en Guatemala. Los que continúen hasta EE. UU. sin probar sus posibilidades en Guatemala serán enviados de vuelta a este país por las autoridades estadounidenses. De esa forma Trump quiere liberar a los oficiales de migración de su país de esa carga, mientras crece la pobreza en esos tres países: el gasto social per cápita gira en alrededor de trescientos dólares al año mientras en Costa Rica y Brasil supera los dos mil doscientos dólares al año. El modelo económico de esos tres países es exportar gente para favorecer el sistema elitario y corrupto que se sirve de la remesas multimillonarias.

El plan de la CEPAL de largo plazo podría fracasar como el Plan Puebla-Panamá. Lo cierto es que Guatemala es una olla de presión como sus países vecinos, pero a las elites solo les interesa proteger sus inversiones. Y propician a propósito o por dejadez la migración porque los migrantes luego mandan miles de millones de dólares cada año, que estimulan la solidez de la macroeconomía, pero con los peores indicadores sociales. Por ende, la conflictividad social crecerá más, mientras Trump paró la ayuda al desarrollo a Guatemala, Honduras y El Salvador porque “no hacen nada por detener la migración”. Y es cierto porque solo “trabajan” para la corrupción y un sistema que vive de ella y de las remesas (para no hablar del dinero de las drogas). Por eso no les importa esa suspensión de ayuda externa porque las remesas de los migrantes en Estados Unidos superan por mucho esa cooperación (casi ocho mil mil millones de dólares al año solo para Guatemala). La corrupción excesiva es la causa de esa expulsión y Trump ha sido cómplice de ella porque apoya a gobiernos corruptos solo porque trasladaron su embajada a Jerusalén (Guatemala y Honduras), pero el idilio llegó a un callejón. Ahora Trump se va a la guerra en contra de Irán sin explicar por qué.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Enrique García elPeriódico
Enmiendas al Presupuesto 2016 se presentan a última hora

Aunque el monto presupuestario se mantenía en Q70.8 millardos, anoche, con firmas irreconocibles, los diputados presentaron una enmiendas que modificaban parte del proyecto y las asignaciones a ONG.

noticia Maya Alvarado Chávez / la Cuerda
Aires de dignidad

Hay interés en silenciarnos, enceguecernos, ensordecernos y asfixiarnos, pero el aire recorre nuestro cuerpo y se ha convertido en el viento que empuja nuestra historia.

noticia DPA
Cientos de manifestantes piden la renuncia de Donald Trump

Estallan protestas contra Trump en EEUU: «No es mi presidente».



Más en esta sección

Vicepresidente: invocar la Carta Democrática fue una decisión precipitada del Presidente

otras-noticias

Ministro de Finanzas presenta denuncia por audio publicado en redes sociales

otras-noticias

Fiscalía de Delitos Administrativos investiga agresiones de policías contra manifestantes

otras-noticias

Publicidad