[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Liderazgo y capacidad de cambio

opinion

Antes que nada, la agilidad organizacional depende del líder que la conduce.

 

Esta reunión fue sorprendente. El empresario expresaba lo pesados que habían sido los últimos años. Su empresa se había tenido que compactar para salir de una de las crisis más duras que había enfrentado. Su estructura humana había quedado reducida a su mínima expresión, pero los talentos y conocimientos fundamentales seguían ahí, con su equipo de gente clave que conocía la tecnología de la empresa y su aplicación.

Esta es una firma de banca de inversión boutique que ha operado en México con mucho éxito desde hace décadas. Su mercado se ha concentrado en empresas familiares que han logrado evolucionar hasta requerir capital para seguir creciendo, para vender o valuar alguno de sus negocios o para adquirir otras empresas.

En otros tiempos tuvo una estructura de organización más compleja y con mucho más personal. La crisis financiera del 2009… afectó severamente su mercado he hizo disminuir sensiblemente sus ingresos. El fundador realizó en años recientes una restructuración profunda de sus operaciones, concentrándose en menos clientes y transacciones, bajando sensiblemente sus gastos y logrando así mantenerse a flote.

Me encontraba en una reunión de los socios estudiando sus perspectivas futuras y diseñando su estrategia de negocio. De pronto uno tomó la palabra y expresó que de nada serviría continuar haciendo planes si su implementación volvería a ser tan lenta e incompleta como siempre.

Por minutos nadie pronunció palabra. Entonces propuse un receso para relajarnos. Aproveché para conversar con el fundador y el socio que había hecho el último comentario. Les pedí que continuaran con el tema sin la presencia de los otros. El socio continuó diciendo y aclarando lo mismo que ya había dicho.

Les hablé del término que utilizan los ejecutivos en los Estados Unidos para definir este comportamiento: “Procrastination”. Esta es la habitual demora en la ejecución de labores que siempre quedan pendientes, ya sea porque son desagradables, aburridas, o porque falta empuje entusiasta para realizarlas.

Cuando el líder de la organización es quien cae en este vicio, de “patear el bote” hacia delante y no efectuar las propias responsabilidades con empeño, la empresa pierde su agilidad y su capacidad de avanzar en sus estrategias de crecimiento.

Así les sucede a muchos fundadores cuando entramos en el tema de la sucesión y la herencia. Se analizan las opciones, se ponderan ventajas y desventajas de cada una, y se elige una Fórmula Patrimonial o un nuevo Sistema de Gobierno Corporativo.

Pero cuando hay que hacer los cambios, comunicar a los involucrados, mandar hacer el trabajo a los abogados y firmar los papeles, todo se detiene… indefinidamente.

Pareciera como si los fundadores, tan diligentes y rápidos para actuar en otros frentes, cuando llegan al asunto de la sucesión y la herencia prefirieran dejar siempre las cosas para después.

De similar manera, cuando una empresa está urgida de empuje y seguridad de parte de su líder, necesitada de fortaleza y persistencia en el mando, si al empresario que le toca impulsar a todos posterga indefinidamente las acciones acordadas, sobre todo las que le corresponde realizar a él, la organización se paraliza.

Esta firma había caído en un círculo vicioso: no se hacían muchas cosas por no contar con la gente adecuada para llevarlas a cabo, y los ingresos no crecían.

Después pedí hablar con este empresario. Me confesó que hacía unos años había perdido a un socio más joven, a quien él veía como sucesor, y perdió la motivación para crecer y proyectar su empresa hacia el futuro.

Los acontecimientos políticos más recientes y la falta de inspiración han provocado el desánimo de este hombre. Le hablé de la importancia de su liderazgo, de su capacidad de logro aun en las situaciones más adversas y de la imperiosa necesidad de actuar con determinación aun sin contar con los recursos más elementales. El empresario despertó y ahora espero emprenda un ambicioso proyecto de renovación de su empresa. Le deseamos el mayor éxito.

c_dumois@cedem.com.mx

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

* “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
La abstención electoral hace el juego a los peores

El abstencionismo es aceptar que ganen los peores.

noticia Katerin Chumil / elPeriódico
Iván Velásquez renunciaría como comisionado si el gobierno deja que continúe la CICIG

Sostiene que el “problema” con el Ejecutivo no es su permanencia, ni tampoco la propia misión, sino que pretenden “garantizarse impunidad a como dé lugar”, además de buscar controlar de manera absoluta el Ministerio Publico y el Poder Judicial.

noticia Maurice Echeverría
Hedor

buscando a syd



Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

Manifestaciones continuarán el fin de semana

otras-noticias

Fundación premia a los “Héroes de la Pandemia”

otras-noticias

Publicidad