[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los peces gordos ¿se quedarán sin agua?


Todos los agentes juntos, ¿Se animarán realmente a quitarle el agua al pez?

foto-articulo-Opiniones de hoy

 

Mientras el gobernante Morales prometía que ofrendará su sangre por defender a Guatemala su ministro de Gobernación firmaba un documento de colaboración con el Secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, por medio del que Guatemala autoriza al de Trump para que investigadores de agencias federales de Estados Unidos se encarguen también del combate contra las estructuras criminales que ejecutan el lavado de dinero, el tráfico de personas y del de diferentes drogas hacia el Norte.

No hay duda, el gobierno se Trump se siente defraudado porque las hordas de emigrantes no se detienen en el Triángulo Norte, menos en Guatemala. Ninguna de sus fórmulas, ni sus promesas de más apoyo económico, no detienen a los emisarios de la miseria, mucho menos al tráfico de drogas, la trata de personas que son viejas prácticas solidarias con los gobernantes corruptos de la región.

Se trata de un giro inesperado de la política gubernamental que sorprende con comprometerse a hacer un paréntesis y “darle vuelta a la tortilla” sujetando a otro gobierno el delicado trabajo de la investigación y la seguridad de un país, desde un ministerio caracterizado porque tanto el gobernante como su poderoso Ministro de Gobernación han actuado apoyando programas excluyentes de cualquier intento de desenmascarar la podredumbre delictiva parapetada en los cuerpos policíacos para proteger a los dirigentes de las redes que protegen el contrabando y el tráfico de personas.

¿Cuáles son las causas que, con tanta rapidez, el presente gobierno permite el ingreso de oficiales investigadores de esas agencias federales para trabajar en el combate a las estructuras, tan protegidas, por el erróneamente llamado Sistema Paralelo si, durante los últimos diez años son sus integrantes quienes no descansaron en ensanchar sus redes de funcionarios que cuidan celosamente su impunidad, hasta pelear los organismos de Estado, los partidos políticos y hasta unas cuantas empresas privadas que no estarán dispuestas a renunciar a tan privilegiado proteccionismo?

Entonces, dentro de unas cuantas semanas nos daremos cuenta de los resultados de ese trabajo en equipo que, por lo menos, denunciará y desemascarará a los dirigentes, colaboradores y beneficiados de los cacicazgos del crimen, y de todo el marginamiento en que ha pillado a los más necesitados.

Si esa visión puede convertirse en una auténtica acción, el gobierno de Trump podría afirmar que por fin logró un método, “en el que los locales no se burlaron ni le tomaron el pelo a los gringos”, como se ha visto en el actuar de los cuatro últimos gobernantes: Les dicen que sí, mientras les sacan la plata. Si en realidad sus instituciones, sus agencias y sus agentes hubieran realizado bien su trabajo, el crimen organizado y los narcotraficantes no hubieran hecho de sus más serviles peones las estrellas del poder.

Todos los agentes juntos, ¿Se animarán realmente a quitarle el agua al pez?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia ENRIQUE GARCÍA elPeriódico
Ley de Reconciliación Nacional tendrá enmiendas
noticia Édgar Gutiérrez
El timo del fraude y nuevas elecciones

Confían en la bendición de Trump..

noticia Roberto Blum
San Juan Bautista y Jesús

Juan Bautista y Jesús no podían ni debían ser confundidos jamás.



Más en esta sección

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

El diálogo excluyente de Giammattei y otra comisión que duplica funciones

otras-noticias

Publicidad