[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Alianza profana entre jueces y políticos

opinion

La judicialización de la política ha dado sus frutos, redituado jugosos dividendos a quienes activamente se han dedicado durante los últimos tiempos a borrar las diferencias entre uno y otro dominio. Las decisiones jurídicas que sacudieron el mundo de la política la semana que hoy termina son dolores de parto de un engendro mucho más odioso y temible. Acciones como estas, en las cuales pareciera que la justicia se devora a la política, en realidad son el producto que la política se devoró previamente a la justicia. Como el Uróboros, la serpiente que se come la cola, mientras la justicia engulle a la política, más adentro de las entrañas de la política termina estando la justicia. Justicia y política terminan siendo un contrasentido; una imposibilidad. Independientemente de cuánta erudición y respaldo legal pueda invocarse en los fallos de estos altos tribunales, lo único cierto es que ni la política ni la justicia ganaron un gramo de credibilidad y legitimidad frente a los electores. Siempre persistirá la duda acerca de la independencia de los jueces y magistrados detrás de estas decisiones.

La selectividad en la escogencia y celeridad o lentitud en las decisiones judiciales vuelve a ser la moneda de cambio mediante la cual las autoridades judiciales devuelven favores o compran futuros favores a la clase política dominante. Igualdad ante la ley profesan a los cuatro vientos los beneficiarios de este inicuo sistema, siempre y cuando ellos sean más iguales que otros; justicia tardada no es justicia, pregonan estas personas, siempre y cuando los primeros sean los últimos. Por más que la clase política trate de cuidar las formas y cumpla con todos los ritos que manda la letra muerta de la ley, lo único real en esta lógica circular es una larga cadena de acciones, contubernios y estratagemas que buscan neutralizar la efectiva separación de poderes, inutilizar a los órganos de control político y administrativo y hacer de la población una esclava de la clase política. Está en manos de la ciudadanía repudiar con su voto estas prácticas, no elegir nuevamente a políticos y partidos que han hecho de esta lógica perversa su modo de vida.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Declaran recuperados a pacientes con Covid-19, sin practicar pruebas

Los cambios al protocolo aprobados por Salud, favorecen estadísticas de recuperación por Covid-19.

noticia Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt
Sindicatos de Puerto Quetzal sin descartar un nuevo bloqueo

Sindicalistas y agremiados piden una reunión con empresarios y el Presidente de la República.

noticia
Miguel Ángel Asturias, una lectura para niños y jóvenes


Más en esta sección

Encuentro con artistas en Cuba fue «difícil» pero «constructivo», dice viceministro

otras-noticias

Queman bus de Transurbano y PNC se retira de la Plaza

otras-noticias

Seis departamentos se unen a las protestas en contra de Giammattei

otras-noticias

Publicidad