[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

A propósito de la retórica de Sandra Torres


foto-articulo-Opiniones de hoy

Es cierto, hemos sido incansables críticos severos de Sandra Torres; como en su momento lo fuimos de Cerezo, Serrano, Arzú, el pillo de Portillo, de Pérez y Baldetti y de Morales.

Hemos criticado sus abusos de poder, su autoritarismo, su corrupción, sus prácticas de terrorismo de Estado, su papel prominente en la narco cleptocracia que tiene secuestrada a Guatemala, y, fundamentalmente, debido a sus nexos con el narcotráfico.

Sandra Torres jamás nos ha pedido espacios periodísticos para responder nuestros serios señalamientos, entendemos, debido a su característica prepotencia y arrogancia. Si los hubiese pedido, se los hubiésemos dado.

Sin embargo, este no es el tema que hoy nos ocupa y no debemos confundirnos con cortinas de humo, demagogia, promesas de campaña, ni salirnos por la tangente.

El primer tema central, es el uso siniestro y pervertido de la Ley de Femicidio, de parte de Sandra Torres, para violar la Constitución de la República, que garantiza la libre emisión del pensamiento, sin censuras de ninguna naturaleza.

Sobre todo, cuando los verdaderos casos de violencia contra la mujer, que representan miles de casos, incluyendo centenas de asesinatos de niñas y mujeres quedan en la impunidad.

El segundo tema central, representa la existencia de redes y estructuras de jueces y magistrados corruptos, que únicamente responden a los intereses de los miembros prominentes de la narco cleptocracia, entre ellos Sandra Torres, que tienen minada desde la Corte Suprema de Justicia, hasta las Salas y jueces que conocen sobre crímenes contra las mujeres.

Basta observar cómo la Corte Suprema de Justicia ha blindado a Sandra de impunidad, para que pueda, sin dificultades, y sobre ruedas, alcanzar la Presidencia de la República, sin antes responder ante la justicia.

Lo único que procede es que Sandra Torres presente los correspondientes desistimientos ante sus jueces serviles y advenedizos.

Si como candidata se atreve a trastocar, manipular y pervertir con cinismo y perversidad leyes y jueces, qué podemos esperar que haga cuando, una vez más, sea la todopoderosa narco cleptodictadora de Guatemala. Que Dios nos agarre confesados. Al menos, esta vez, es necesario reconocer que no nos agredió a golpes en público, abusando de su condición de mujer, ni nos envió a El Tejar, Chimaltenango, para tener un larga siesta con la muerte.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
Madona causa revuelo tras su discurso en premios MTV
noticia Helmer Velásquez
Es Jimmy ¿el cuarto idiota?

No. Tonto útil nada más

 

noticia Mario Aldana  / DPI 2647 07370 2009
Salto al abismo


Más en esta sección

Fotoperiodista Carlos Sebastián declara en el MP por agresiones de policías

otras-noticias

Instituciones se unieron para apoyar a familias damnificadas

otras-noticias

Sector construcción renueva Expocasa 2020

otras-noticias

Publicidad