[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los dolores de la Huelga

opinion

En medio del desgobierno que tenemos y de los fascistas que le rodean, estamos gozando de espacios que costaron la vida a miles de estudiantes.

 

Me imagino la preocupación que tienen los candidatos a la Presidencia que esperan las mentadas de madre el día de mañana, pues aún cuando la Huelga ha perdido su jocosidad, y la sátira no es la misma que en los lejanos tiempos, siempre salen a relucir los trapitos sucios de los principales personajes de la vida política nacional, más ahora que abundan los descoloridos, los medias tintas e insípidos y quienes podrían ser garantía de que retrocedamos a los tiempos tenebrosos en que las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas eran el pan de cada día.

Esta forma satírica de protesta, con 120 de realización, viene desde los tiempos del dictador Manuel Estrada Cabrera, quien fue uno de los primeros que sufrió la crítica por hacer concesiones a la compañía bananera, que hoy en día sigue explotando a los y las trabajadoras en Izabal, y fue a raíz del asesinato del estudiante Fernando Lemus, en la facultad de Derecho que se suspendió, en 1903, la realización de la Huelga. Prohibición que se extendió hasta la insurrección de 1920 cuando el Congreso declaró no apto para gobernar al dictador Estrada Cabrera.

A la Huelga le caracterizan o caracterizaban: El desfile bufo, La Chabela, La Chalana, el No nos tientes, los boletines, las carrozas y los reyes feos, la comparsa, las veladas, etcétera… Ninguno podía faltar, pues a través de ellos no quedaba santo parado y por eso los obispos amenazaron con la excomunión a todo aquel que fuera a ver la Huelga, ya no digamos a los estudiantes que hacían posible su realización.

Pero mucho de lo anterior es historia pasada, cuando había una presencia activa y denunciante de los estudiantes y de la Usac. Hoy las mafias se apoderan de la Huelga, aprovechan para extorsionar y amenazar, para patanerías, para provocar la pérdida de la autonomía y para facilitar la privatización, que sería para beneficio de la “iniciativa privada” y para negarle a quienes carecen de recursos, seguir una carrera universitaria. Los robos, las extorsiones, la violación de mujeres y hasta el último asesinato son parte de ese plan macabro, mientras las altas autoridades universitarias guardan silencio.

La única esperanza la representa la actual directiva de A.E.U. con Lenina al frente, para que, en la medida de lo posible, puedan rescatar esa AEU combativa y denunciante y retomen la Huelga de Dolores con sus instrumentos críticos y análisis orientadores. A ellos los invitamos a rescatar la memoria de los mártires, de aquellos que, como Oliverio Castañeda de León, cayeron por no guardar silencio, por ser parte de la dignidad de nuestro país, por sus luchas para transformar Guatemala y quitarle de encima al pueblo, las botas que lo aplastaban. En medio del desgobierno que tenemos y de los fascistas que le rodean, estamos gozando de espacios que costaron la vida a miles de estudiantes, de huelgueros verdaderos y no de gánsteres armados y encapuchados como los que hoy siembran el terror en el campus universitario, con la complacencia de las autoridades de turno.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Desconecta - Europa Press
El cuento de las dietas ‘detox’
noticia
Sistema de Alerta Alba-Keneth: Niños recuperados, pero no reclamados por sus familias.
noticia Paola Guerra
¡Mil millones de dólares! Esto fue lo que pagó un príncipe de Arabia Saudita para ser liberado de la cárcel

Desde principios de mes estaba “preso” por corrupción en el Ritz-Carlton de Riad, un hotel cinco estrellas.



Más en esta sección

Camtur e Intecap lanzan herramientas de formación para prevenir COVID-19

otras-noticias

Sector de alimentos rechaza nuevas tasas de servicios del Ministerio de Salud

otras-noticias

Manifestantes de Sololá piden la renuncia de Giammattei

otras-noticias

Publicidad