[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Cuando yo me fui pa’l norte

opinion

Centroamérica es parte del problema de EE. UU. y de la solución.

 

Así decía la canción de Pedro Infante en los años cincuenta. Todo cambió desde entonces, menos el fenómeno de la migración. En la época era de decenas de mexicanos, muchos de ellos fronterizos pero no mucho más. La presencia de millones de mexicanos no había sido por migraciones sino por la pérdida de territorios mexicanos arrancados por los desafiantes EE. UU.

Hoy la historia es otra y más dramática. Son caravanas de miles de centroamericanos que buscan en los EE. UU. lo que no encuentran en sus países: trabajo, tranquilidad, paz, seguridad, sobrevivir a la violencia, mejores opciones de vida. Ese es el drama de los miles que literalmente huyen de sus países en eso que se ha dado en llamar el triángulo norte (vocablo militar o policial).

En esa huida se encontraron con un presidente norteamericano verdaderamente lunático. Es quien pelea por la construcción de un muro ignominioso, entre EE. UU. y México, mientras amenaza a los paísitos de la región con improperios, pero no se da cuenta que hoy por hoy, Centroamérica es parte del problema que los EE. UU. ayudaron a crear durante años y que por lo tanto tienen que estar en la solución.

Solo a manera de ejemplo: en Guatemala como en Honduras se capturan toneladas de cocaína para el consumo de los EE. UU., y un consumo marginal en el territorio nacional. Jets formales trasiegan coca por la región, son made in usa. Las armas que los narcos utilizan son igualmente de procedencia norteamericana. Sí, ya sé, eso ya lo sabemos. Pero hay que repetirlo una y otra vez. Los gringos son estupendos consumidores de cocaína y defensores del libre mercado. ¿Quieren combatir el trasiego de cocaína? pues controlen el mercado. Punto.

Pues bien, lo que hace falta es la cooperación, la colaboración, el acuerdo entre nuestros pequeños países y la gran nación del norte con el objetivo de darle un tratamiento serio, de proyección estratégica, humana ante todo, a la cuestión de la migración. Lo contrario es la presencia de despropósitos, tanto del personaje Trump, como de cualquier caudillito de la región, como ya lo hizo Arzú al rechazar el TPS para los guatemaltecos.

Hay propuestas de AMLO en México (una especie de súper plan Marshall) pero sin eco. Y hay un silencio sepulcral de los partidos políticos en campaña en nuestro país. Mientras los empresarios aún no olfatean negocio fácil. Los migrantes son buenos para las remesas, pero no para pensar en todo lo que tenemos que cambiar en nuestros países, antes de que el último apague la luz.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Julio Santos
La Patrona de nuevo a juicio por parricidio
noticia Miguel Ángel Sandoval
Golpe de Estado con vaselina

“Es la demostración de que existe un golpe de Estado sin cuartelazo”.

noticia Pavel Gerardo Vega pvega@elperiodico.com.gt
Anomalías en contrato de cámaras causan suspensión del servicio

El proveedor reclama adeudo de Q341 millones y el Mingob argumenta que el proyecto nació sin respaldo financiero.



Más en esta sección

Las compras de la PNC bajo la administración de Tzuban

otras-noticias

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza

otras-noticias

Relatos de una injusticia

otras-noticias

Publicidad