[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Las orejas de burro


Sin un hasta aquí, por parte del más poderoso, algunos seguirán en la nebulosa en la que se consideran ellos los más poderosos.

foto-articulo-Opiniones de hoy

 

El presidente de los Estados Unidos de América Donald Trump castiga, suspendiendo la asistencia económica a los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica, por su incapacidad para frenar la migración ilegal de sus connacionales. Las economías de Honduras, El Salvador y Guatemala sobreviven gracias al aporte de las remesas que envían desde el norte sus migrantes. Lejos de estar interesados en frenar la migración ilegal, sus nefastas administraciones estimulan las condiciones que hacen que sea la única opción para la mayoría de centroamericanos. ¿Qué podemos esperar de Estados corruptos acostumbrados a la impunidad perpetua? Detener la migración sería un suicidio para estas estructuras.

El muro fronterizo, que tanta polémica ha causado en las altas esferas del gobierno estadounidense, será incapaz de frenar la migración de centroamericanos hacia el norte. En temas migratorios, tan irrisorio es el muro como lo es la suspensión de US$500 millones en asistencia económica. Ninguna de las posturas atiende las causas del problema. Un migrante cambia la vida de su entorno familiar, tan pronto cruza la frontera. El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, recientemente compartió que un migrante ilegal salvadoreño pasa desempleado en Estados Unidos, en promedio, 12 horas; mientras que en El Salvador la misma persona puede pasar más de seis meses sin conseguir trabajo. Las remesas familiares que envían los migrantes son paliativos inmediatos para las familias que dejan atrás. Son más de 15 mil millones en remesas atomizadas en la región del Triángulo Norte, recibidas directamente por los familiares del migrante, en comparación con los US$500 millones en asistencia económica que no necesariamente llega a los más necesitados. Ni muros ni recortes presupuestarios en asistencia económica son la solución. La solución radica en hacer que estos países ofrezcan a sus mayorías una vida digna, en la que las oportunidades no sean la excepción sino la norma.

Hay que tener en consideración que los migrantes son sometidos a condiciones infrahumanas, durante la travesía que los lleva al país en el que no son bienvenidos. La condición de ilegalidad –aunada a una administración y población hostiles y poco tolerantes–, se convierte en su nuevo hogar. A pesar de todo, esta vida es mejor que la que dejan atrás. ¿Se han puesto a pensar en el infierno en el que viven en su tierra estas personas, para considerar que migrar es la única opción que les permita construir un mejor futuro?

Ponerle las orejas de burro a los tres seudolíderes del Triángulo Norte, a través de la suspensión de asistencia económica, poco efecto tendrá para detener el flujo de centroamericanos hacia Estados Unidos. La solución reside en erradicar la impunidad de la que gozan los gobernantes y las estructuras que los han llevado al poder. Pues ellos no son más que títeres de estructuras que históricamente han confeccionado la política y el Estado en beneficio propio y en deterioro de la mayoría. Esta confección permite la desmesurada corrupción que condena al subdesarrollo a nuestra gente, nuestra economía… En fin, a Centroamérica. Hasta que Estados Unidos no somate la mesa y termine de una vez por todas con estas estructuras, cualquier esfuerzo por atender los problemas de la región será demagógico y lírico. Nuestra condición tiene nombres y apellidos; y poco les importa la inestabilidad, la pobreza, la desigualdad, la migración y el recorte de asistencia económica. Sin un hasta aquí por parte del más poderoso, estos seguirán en la nebulosa que les hace creerse los más poderosos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Édgar Gutiérrez
¿Qué merece Guatemala de Israel?

Jerusalén no vale un canje espurio.

noticia Tulio Juárez
“Pacto de No Agresión” firman el 11 de marzo los secretarios generales de partidos, confirma magistrada electoral

Además, excepto dentro del Centro Histórico las organizaciones pueden colocar propaganda en postes del resto de la ciudad de Guatemala, comunica el TSE a fiscales.

noticia CINDY ESPINA cespina@elperiodico.com.gt
Congresistas de EE. UU.: Jakelín Caal no recibió atención correcta e inmediata

La niña guatemalteca no fue examinada durante las primeras horas que estuvo bajo custodia de la Patrulla Fronteriza, aseguran representantes estadounidenses de origen hispano.

 



Más en esta sección

Nueve entidades reciben el Premio Nacional de Innovación 2020

otras-noticias

OMS: Los más pobres no deben ser «pisoteados en la estampida por las vacunas»

otras-noticias

En Villa Nueva con infraestructura y urbanización se promueve el desarrollo

otras-noticias

Publicidad