[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Hay que escuchar a la juventud

opinion

Mujeres y hombres jóvenes reprochan la educación conservadora y los fundamentalismos.

 

Dos estudios presentados esta semana demuestran cómo funcionan las redes ilícitas en el Congreso de la República y los retrocesos en la vigencia de los derechos humanos por parte de varias instituciones del Estado. Algunas de sus conclusiones tienen referentes concretos en las opiniones de dos jóvenes de Chimaltenango, Sara Tuyuc y Juan José Arévalo, quienes demandan ejercer en libertad sus derechos.

Ambos reconocen la importancia de la educación sexual, pero encuentran grandes dificultades por el machismo prevaleciente, la falta de apertura para hablar de sexualidad y porque se siguen imponiendo las miradas conservadoras no solo dentro del hogar, sino en la escuela, las iglesias y los medios de
comunicación.

El Informe de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas en Derechos Humanos (OACNUDH) lo confirma: “la educación sexual se convirtió cada vez más en un tema tabú y las autoridades hicieron referencias recurrentes a una ‘ideología de género’ para distorsionar el contenido de las obligaciones del Estado…”. Además reporta que existe una ausencia de educación sexual y reproductiva culturalmente apropiada para las mujeres y niñas indígenas.

Estos jóvenes, quienes participan en Comalapa, también rechazan que exista discriminación contra la comunidad LGBTI, a quienes se les obliga a estar en espacios clandestinos. Afirmación también reconocida por la OACNUDH, al dar a conocer que funcionarios del Estado han hecho declaraciones discriminatorias contra estas personas y al señalar que la iniciativa de ley 5272, contiene disposiciones que podrían provocar crímenes de odio contra este conglomerado. Los diputados ponentes de la misma pregonan su adhesión a dogmas evangélicos, faltando así a su deber como funcionarios públicos porque violentan el bien común universal.

Al cuestionar cómo se reproducen las desigualdades en las comunidades de Chimaltenango, Sara Tuyuc y Juan José Arévalo relatan que a las mujeres siendo niñas, a partir de los ocho años, las obligan a tejer su traje de novia; y cuando lo terminan, automáticamente las presionan para que contraigan matrimonio sin preguntarles su opinión.

Los comentarios de estos jóvenes cobran gran validez al conocer los múltiples hechos de discriminación y desigualdad que existen en Guatemala, donde seis de cada diez habitantes tienen menos de 25 años de edad. Ambos reconocen el impacto de las iglesias (principalmente la católica y la evangélica) en sus comunidades ya que reproducen las desigualdades y las jerarquías; por ejemplo, al promover la sumisión entre las mujeres, haciéndolas sentir inferiores a los hombres.

Sin duda, los fundamentalismos impiden el ejercicio de derechos. Qué oportuno es lo dicho por la escritora Marta Elena Casaús: “¡basta ya! al machismo y a la supuesta supremacía blanca, al control de un pequeño grupo de poder, esa élite blanca que posee una cantidad desproporcionada del poder económico, político y mediático y que ahora, a contrarreloj y a contratiempo, desobedeciendo la marcha y los cambios de la historia y de los movimientos sociales, pretende seguir controlándonos y sometiéndonos”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Militares exponen plan contra Guam
noticia Amílcar Álvarez
Los políticos están asustados

El fracaso de los políticos es una oportunidad para diseñar el futuro, cambiando la forma de pensar, de gobernar y de vivir.

noticia Hugo Maul R.
Corrupción y ceguera selectiva

La lucha iniciada contra la corrupción es similar a lo que sucede cuando se corta un árbol de gran altura.



Más en esta sección

La SAT aprueba Tabla de Valores del Impuesto de Circulación de Vehículos

otras-noticias

«Podríamos haber ayudado más a Maradona», estima Klopp

otras-noticias

Rusia empezó a vacunar a sus militares contra el covid-19

otras-noticias

Publicidad