[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Quién será “el menos peor”?


Las elecciones poco efecto tendrán, ya que la plana se nos pasará completa, independientemente de quiénes sean los ungidos.

foto-articulo-Opiniones de hoy

 

El panorama electoral es desolador. Según mi opinión, la oferta de candidatos es peor que la de los comicios pasados. Con escasas excepciones, el abanico de opciones se caracteriza por: falta de moral y ética, incapacidad y oscuras trayectorias. Hay uno que otro valiente que, bienintencionado, pasa a la acción; pero en muchos de estos casos, carece de las “capacidades” que le permitan ser relevante. Porque no basta con ser una buena persona, contar con la preparación adecuada, ser un buen profesional o poseer la vocación de servir. Las “capacidades” que llevan al poder a nuestros políticos, poco o nada tienen que ver con méritos académicos, capacidad, y solvencia moral. El poder se alcanza por el control de las redes económico-políticas –de estas las hay tanto lícitas como ilícitas–, ambas responsables de la construcción de un sistema cooptado por financistas en el que prosperan los políticos corruptos, que saben operar dentro del esquema. Lamentablemente, políticos preparados, honestos y solventes son la excepción y no la norma.

Dadas las condiciones, el cambio es imposible. Sobre todo, después del estado en el que el gobierno actual deja la institucionalidad del país. Sin duda alguna, este es el gobierno más nefasto de la historia, y eso que la competencia por ese puesto está reñida. No obstante, no solo podemos culpar al gobierno por el quántico retroceso. Desde hace tiempo las máscaras cayeron, dejando al descubierto a quienes operaban tras bambalinas y desde el conveniente anonimato. El común denominador de expulsar del país a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), llevó a muchos a fijar una postura que, sin duda alguna, les traerá consecuencias inesperadas a mediano y largo plazo. El afán del gobierno y sus aliados de quitarse de encima la persecución penal, puso en riesgo la institucionalidad, el Estado de derecho, y la reputación del Estado de Guatemala a nivel internacional. Si antes éramos un lunar benigno en el mapa, hoy somos un carcinomelanoma terminal. No duden que la quimioterapia está por aplicarse.

La CICIG era una manera relativamente barata y dócil de componer un Estado cooptado por financistas de toda índole, que por siglos habían manejado a su gusto y antojo a los gobiernos de turno. Esta cooptación es responsable de la corrupción que mantiene a Guatemala en el subdesarrollo, convirtiéndonos en un problema de seguridad para el hoy incómodo vecino del norte. Son aquellos en busca de privilegios y favores políticos, quienes mantienen con vida a una clase política vil, que encuentra que al servicio de estos se enriquece desmesurada y rápidamente. Los financistas, logrando la tajada grande del pastel, se desentienden de lo que sus coimes hacen por las migajas. Este es el resultado de lo que hoy tenemos en los tres poderes del Estado. Sin embargo, el modelo no es sostenible, pues sus efectos incomodan cada día más al hoy menos tolerante Tío Sam. Mi impresión es que la CICIG era una caminata por el parque, comparada con lo que les espera a los defensores del statu quo; porque si de algo estoy convencido, es que esto apenas empieza. El cambio es inevitable, lo que no se sabe es para cuándo. Las elecciones poco efecto tendrán en este proceso, ya que la plana se nos pasará completa, independientemente de quiénes sean los ungidos. No permitamos que los comicios del 2023 sean más de lo mismo. Luchemos por la profunda reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, que ponga de una vez por todas un alto a tantos incapaces y corruptos, responsables del perpetuo estancamiento de Guatemala en el subdesarrollo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Antonio Wagner
Belice y el diferendo

El diferendo no puede reducirse exclusivamente a una cuestión jurídica, ni económica, ni histórica el mismo tiene un fuerte carácter político y por lo tanto así lo tendrá la consulta.

 

noticia Ferdy Montepeque
TSE cancela otros dos partidos
noticia Lorena Álvarez elPeriódico
Guatemala baja en el Índice de Desarrollo Sostenible

La capacidad de generar movilidad social en el país se aleja, según los resultados que muestra en la medición de 2017.



Más en esta sección

Trump aprueba el proceso de transición a la administración de Biden

otras-noticias

Sevilla, en búsqueda del liderato

otras-noticias

Griezmann: «Respeto mucho a Lionel Messi»

otras-noticias

Publicidad