[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Insulto a la memoria, desde el Estado


Hay egoísmo en asumir las violaciones a los derechos humanos como algo ajeno, por no haber sido afectado directamente.

foto-articulo-Opiniones de hoy

 

Como parte de la emboscada militar, el Congreso continúa con su afán de aprobar las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional. Argumentando que buscan “poner un alto a la polarización”. Sin embargo, lo que los diputados que propusieron esta enmienda y quienes los apoyan anhelan es impunidad. Similar a la que han buscado al destruir la lucha contra la corrupción.

En países como Guatemala, que es un cementerio clandestino, esta enmienda y el trabajo de socavamiento es un insulto a la memoria nacional. Guatemala -y no solo quienes fueron víctimas o sobrevivieron la violencia del Estado- es heredera y producto de su historia, por lo tanto, es imposible creer en la construcción de paz y estabilidad sin tomar en cuenta su pasado. Pero, incorporar las lecciones del pasado y aceptar que estas están conectadas a las injusticias del presente, es un proceso complicado cuando la Guatemala de posguerra se fundó sobre pilares de amnesia e impunidad, diseñados por los militares, quienes nunca perdieron sus cuotas de poder.

El actual proceso de búsqueda de amnistía, en la que se embarcaron los diputados evidencia que las negociaciones de paz, de la década de 1980, se fraguaron dentro de un contexto de pactos de elites económicas y políticas, junto a los militares. Un pacto que dejó inmunes a los altos mandos pero que comenzó a desmoronarse cuando las luchas por justicia transicional en los tribunales nacionales comenzaron a llegar a los autores intelectuales de los crímenes de guerra: los militares de alto nivel. El caso de Myrna Mack fue de los primeros en investigar a los autores intelectuales, aunque no logró demostrar la cadena de mando en los altos rangos. Sin embargo, esto sí se logró en el caso de genocidio en contra de Efraín Ríos Montt en 2013. Por eso, el juicio por genocidio representó un parteaguas para la justicia transicional. No solo por los aspectos legales sino porque marcó el momento en que los militares se reagruparon para organizar una nueva ofensiva en contra de los procesos de lucha por derechos humanos y justicia. Una batalla que hoy se juega en el Congreso con esta ley, que sin importar que viole tratados internacionales, es apoyada por los diputados.

Ante la amenaza de impunidad y amnesia, es imperativo que los jóvenes recuerden que ser parte de una generación posconflicto no es excusa para desligarse de la historia y de las atrocidades cometidas por las fuerzas de seguridad de Guatemala. Hay egoísmo en asumir las violaciones a los derechos humanos como algo ajeno, por no haber sido afectado directamente. Mientras que a las generaciones que sí vivieron la guerra y buscan anular la poca justicia que ha sido otorgada: deben saber que quedarán registrados en la historia, como los nuevos verdugos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Diputada a la que no le fue aceptada la renuncia pide ausentarse dos meses

La representante de Viva señaló que la solicitud se debía a que necesitaba tiempo para atender temas de su salud.

noticia Tulio Juárez
Obreros guatemaltecos conmemoran la gesta de Chicago 1886 con una serie de denuncias y reivindicaciones

En marchas por el Día Internacional del Trabajo claman por igualdad, respeto a la libertad sindical y los pactos colectivos, derecho de organización, aumento salarial, rechazan la corrupción e impunidad, el desempleo y subempleo, la explotación laboral, nepotismo, las plazas fantasma, la violencia y las recientes tragedias colectivas, etcétera.

noticia Carlos A. Dumois
Ayudarnos todos y ayudar a todos

La ley del embudo dice que todo para acá, y poco o nada para allá.



Más en esta sección

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

El diálogo excluyente de Giammattei y otra comisión que duplica funciones

otras-noticias

Publicidad