[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Época compleja y confusa

opinion

Esta situación, compleja y confusa, nos debe obligar a volver la vista y buscar en los elementos centrales de la existencia humana, las razones de vida.

 

Esa confusión que nos destantea hoy en día sobrepasa –y va más allá– del tema político (en el que no sabemos con precisión quiénes correrán en la próxima contienda política por los puestos públicos; ni sus propuestas de gobierno). Esa turbación de ánimo se vive también por la complejidad de la época en que vivimos, y en prácticamente todos los ámbitos de la vida. Turbación que no es exclusiva para nosotros –los guatemaltecos– pues afecta a prácticamente todo el mundo. Cabe entonces preguntarnos: ¿a qué se debe? Evidentemente hay varias razones; comento algunas a continuación.

Por una parte, los tradicionales “relatos” que proponían una vida mejor –tanto el socialismo como el neoliberalismo– han demostrado sus grandes falencias; uno por asignarle al Estado más funciones de las que verdaderamente le competen, y que claramente hace mal; y el otro porque espera del mercado todas las soluciones económicas y sociales, lo cual es utópico. Hoy no se confía en ellos y no hay un relato alternativo universalmente aceptado, aun cuando avanza en algunos países europeos la propuesta denominada “Economía Social y Ambiental de Mercado”.

Vemos por otra parte que se han acrecentado los sentimientos “nacionalistas” como consecuencia de las inalcanzables expectativas que se han puesto en la globalización. Esos nacionalismos conllevan altos riesgos de intolerancia y discriminación por razones étnicas y culturales. Como consecuencia de lo anterior se sufre otro fenómeno desconcertante, ante el que no se sabe cómo gestionarlo, me refiero a las “migraciones”, que siguen creciendo en varias regiones del mundo como consecuencia de la pobreza e inseguridad. Como respuesta, los nacionalismos se cierran a la inmigración con actitudes que en ocasiones llegan a una intolerancia inhumana.

De mucha preocupación es también el debilitamiento de las instituciones en nuestro país, debilidad que se ha acrecentado a partir de la desobediencia e irrespeto a las normas que de ello se derivan. Es muy preocupante el que los liderazgos políticos –y algunas autoridades– desobedezcan, con subterfugios leguleyos, las decisiones judiciales. Con ello se pone en riesgo el Estado de Derecho, fundamento de cualquier sociedad democrática.

Por si fuera poco, la Política parece que ha perdido su real sentido, esto es, la búsqueda del bien común, trastocándose por una manipulación para beneficio de los que detentan el poder público. Como consecuencia de ello surgen las propuestas populistas engañosas que tanto daño hacen a las sociedades.

Percibimos también que, por la INTERNET, (Facebook, Google y otros medios), se utilizan algoritmos que manipulan y controlan nuestras mentes y nuestra identidad, tal como ya lo visionó George Orwell en su famosa novela “1984”– ¡Estamos ante el peligro portentoso de las Fake News! ¿Cómo discernir cuáles noticias son verdaderas y cuáles falsas?

Ante todo este marasmo nos volvemos más incrédulos y confundidos. Esta situación, compleja y confusa, nos debe obligar a volver la vista y buscar en los elementos centrales de la existencia humana, las razones de vida, esto es: en la bondad, la verdad y la belleza, los grandes atributos de una vida plena. Para ello recurrir a la filosofía es un apropiado camino, pues la filosofía nos enseña a reflexionar, discernir y actuar en consecuencia a esos grandes propósitos que dan a la vida sentido. Y por supuesto, la teología y sus enseñanzas de siempre son fundamentales para recuperar una sociedad solidaria y trascendente.

Hay, pues, maneras de superar la confusión que nos presenta el panorama nacional y mundial.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Fátima Uribarri
Isabel Allende y el feminismo

A los 78 años, Isabel Allende continúa escribiendo y haciendo sorprendentes confesiones. Ahora publica nuevo libro, donde repasa su vida a través de su militancia feminista. 

noticia RONY RÍOS rrios@elperiodico.com.gt
Niegan arresto domiciliario a exfuncionarios
noticia Braulio Palacios elPeriódico
Industriales convocan para invertir en desarrollo de “apps”

App Challenge se realizará en el marco del Guatemala Investment Summit 2016.

 



Más en esta sección

Las compras de la PNC bajo la administración de Tzuban

otras-noticias

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza

otras-noticias

Relatos de una injusticia

otras-noticias

Publicidad