[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Tres mujeres y un camino

opinion

El peligro de los pendejos según Facundo Cabral.

En época electoral, Guatemala se convierte en un valle de pasiones, tanto de aquellas nobles, como son las de aspirar a un cargo público para servir a los guatemaltecos (que, por cierto, son casos contados con los dedos de una sola mano), como también de aquellas mezquinas, y hasta de las luciferinas, tendentes a caerle al presupuesto del Estado como a una suculenta comida, de estómagos hambrientos que son un barril sin fondo.

Hagamos un repaso de cómo luce en este momento el panorama electoral.

En lo que respecta a las candidaturas presidenciales, independientemente de los aspectos legales, de momento son tres damas las que van adelante del pelotón de candidatos. Son ellas, por orden alfabético de sus apellidos (lo que coincidiría con el orden de preferencias del día de hoy): Thelma Aldana, Zury Ríos y Sandra Torres. Tres mujeres que buscan acertar cuál es el camino a la presidencia. Como una especie de malvado maleficio machista, las tres tienen que superar escollos legales.

Es público que el gobierno de Jimmy Morales, la UNE y su candidata Sandra Torres tratan de poner tropiezos legales a Thelma, por el temor fundado de que ella pueda ganar la presidencia. De momento, ya Thelma se benefició de un amparo que le permite correr, en una competencia contra el tiempo para su inscripción como candidata. Por otro lado, para detener el crecimiento de Zury, hay muchos que quieren entrampar su candidatura argumentando que es hija del general Ríos Montt, que en 1982 salió beneficiado por un golpe de Estado. Un artículo constitucional muy mal redactado, podría vedarle su participación, pese a que a nadie se le puede responsabilizar por actos ajenos, sino exclusivamente por los propios, como reza un elemental aforismo jurídico. Por lo demás, hay precedentes tales como el de Jacobo Árbenz Vilanova, quien participó como candidato presidencial, pese a que su padre formó parte de un triunvirato surgido tras un golpe de Estado.

Luego, en tercer lugar, dándole codazos a Thelma, va Sandra Torres, cuyo retiro de su inmunidad de candidata ya está en los tribunales. Sandra representa a la vieja política, y tiene más colas que un dinosaurio.

Atrás de las Tres mujeres y un Camino, sigue Giammattei, y, luego Edmond Mulet y eventualmente Luis Fernando Montenegro como candidatos que, en días sucesivos, podría crecer como la espuma del champán.

Los demás candidatos, considero que son solo los enanos y bufones que le darán vida a la fiesta electoral, pues, seamos sinceros, algunas candidaturas presidenciales son de chiste, en el cerrado esquema electoral que estamos estrenando este año, especialmente en un esquema en el que el péndulo se fue de un extremo al otro.

Efectivamente, las campañas del pasado fueron largas y de un derroche de dinero increíble (recordemos las campañas dispendiosas de Baldizón y Sandra, entre otras), en las que, en muchos casos, hasta circuló en ellas el dinero del narcotráfico y del crimen organizado, en las que hubo también la famosa subasta de las candidaturas a
puestos de elección popular.

Supuestamente para combatir esos excesos, las reformas electorales de 2016 se fueron al otro extremo cerrando el tiempo de campaña (lo redujeron a tres meses), a la vez que limitaron los espacios publicitarios y de vallas, todo ello dentro de un techo de campaña limitado, con publicidad que solo transmitirán medios de comunicación
secundarios.

Todo lo anterior se traducirá en una campaña pobre (de a pie y no de helicóptero), en la que las figuras conocidas (Thelma, Zury, Sandra, Giammattei…) llevarían las de ganar porque las otras es imposible que emerjan sin acceso a mayor publicidad, y dentro de un tiempo de campaña limitado a tres meses. En dos palabras, se creó un esquema que hace imposible que los enanos crezcan, por más Incaparina política que se les den. Pronto veremos que muchos candidatos presidenciales tirarán la toalla, abandonando con realismo la contienda electoral.

En este año de alegres elecciones, me viene a la memoria la frase del editorialista Clemente Marroquín Rojas que decía que, cada cuatro años, el pueblo se suicida con el voto. ¡Nos suicidamos eligiendo a Álvaro, a Otto y a Jimmy! Ojalá que esta vez no ocurra esto, ya que esto es muy fácil porque, como decía el famoso cantautor Facundo Cabral, hay que tener miedo a los pendejos, porque estos son muy peligrosos, ya que como son mayoría hasta eligen al Presidente.

Razona tu voto; no lo vendas ni lo sometas a emociones. ¡Guatemala necesita de un o una estadista, y ya no de más ladrones incompetentes, como hasta ahora!

gasturias@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelyn Boche elPeriódico
Asesino de Karin Fleischmann regresa a Pavón

Ricardo Ortega del Cid apuñaló al propietario de una heladería en San Cristóbal, Mixco, el pasado 28 de junio.

noticia editorial
Solidaridad con México y Colombia
noticia Anabella Giracca
El poder

Las mieles. La rosca.



Más en esta sección

Fundación Myrna Mack declina reunirse con delegados de la OEA

otras-noticias

MP realiza cuatro allanamientos en Escuintla por pornografía infantil

otras-noticias

Alcaldes, un apoyo a Giammattei condicionado a Presupuesto

otras-noticias

Publicidad