[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Enfoque: ¡Prepárese! “campañas negras” a la vista…

opinion

No hay que creer todo lo que circula en las redes sociales, en donde la desinformación –verdades a medias–, puede llevar al engaño.

 

Para los jóvenes –ojalá me lean algunos– que no están identificados con el término de campaña negra, quisiera explicar de qué se trata, aunque realmente hay muchos adultos que tampoco lo tienen claro, al extremo de llegar a considerar como campaña negra todo ataque que se haga contra cualquier personaje que incursiona o participa en la política como candidato para cargo de elección popular.

En realidad, campaña negra es aquella que reúne ciertas características: en primer lugar, es anónima –se esconde tras personajes falsos o el personaje que escribe es pagado para hacerlo–; tiene como finalidad desprestigiar a alguien y; es una mentira, aunque muchas veces, al mejor estilo del genio de la desinformación, el nazi Joseph Goebbels, se envuelve con algunas verdades, precisamente para cobrar credibilidad.

En la era de los gobiernos militares (1970-1986), inteligencia del Ejército era la encargada de montar campañas negras contra el o los candidatos que no fueran del partido oficial. De todas maneras, si no funcionaban, el resultado final les favorecía, aunque fuera al estilo Jalisco, es decir que si perdían, de todas formas arrebataban por la vía del fraude que, por cierto, llegaron a lo burdo y descarado.

Lamentablemente las campañas negras no desaparecieron con el retorno de la democracia (1986). Al contrario, los métodos se han sofisticado, aunque se debe reconocer que la prensa seria e independiente se cuida mucho y no creo que el impacto de esas campañas haya incidido de manera decisiva en los resultados obtenidos. Como siempre, la que más se ha prestado para este tipo de artimañas es la televisión abierta (canales 3, 7, 11 y 13), que siempre trata de influir a favor de unos –sus candidatos– y destruir o bajarles fuerza a los demás y sí, muchas veces montando campañas negras.

Aunque desde finales del siglo XX surgieron las primeras redes sociales en Internet, ninguna alcanzó los niveles del gigante Facebook, que vio a luz en 2004. Luego irrumpió Twitter (2006) e Instagram (2010), sin olvidar la red de videos YouTube que existe desde 2005 y es una herramienta poderosa de comunicación audiovisual. A estas redes, hay que sumar las más selectivas –por grupos– como WhatsApp, Messenger, Signal y muchas más. Es decir, la comunicación vía redes sociales está alcance de todo el mundo.

Hoy en día la facilidad para difundir una noticia –verdadera o falsa–, lanzar una campaña negra, o simplemente desinformar a las masas, está en manos de millones, con el agravante que no tienen ningún tipo de filtro y son de más rápida difusión que la propia prensa.

Por eso es que han surgido tantos net-centers, que no son más que pequeñas, medianas o grandes organizaciones –incluso empresas–, que se dedican a utilizar masivamente las redes sociales para llevar a cabo desde campañas de divulgación o publicidad formales, hasta campañas de información manipulada y, por supuesto ¡campañas negras!

No son pocos ya los partidos que cuentan con net-centers. El Gobierno tiene los suyos, y vaya si no son activos y oscuros. Menos mal que hasta cierto punto son fácilmente identificables los usuarios falsos que utilizan, pero hay que tomar en cuenta que la mayoría de personas –grandes masas–, caen fácilmente en el engaño de estos manipuladores de la información y expertos en el desprestigio, insulto, descrédito y todas las formas de ataques oscuros, espurios y, sobre todo, cobardes, porque tiran la piedra y se esconden sin dar la cara.

Si tomamos como referencia el año 2004 –la salida al aire de Facebook–, podemos notar que las campaña electorales de 2007 y 2011 no tuvieron influencia aún de las redes sociales. En 2015 ya se conocía bastante de su uso –y abuso–, pero no había muchos expertos para aprovecharlas de manera explosiva. De entonces para acá ha cambiado mucho el manejo de estas redes. Hay auténticos profesionales –buenos y malvados–, que se dedican a vender sus servicios y saben como explotarlas. Aquí veremos de todo. Desde expertos que manejen profesionalmente las redes sociales con seriedad y responsabilidad para promover a un candidato, hasta auténticos gánsteres de la comunicación, desinformación y del desprestigio, para trabajar en hundir a los oponentes.

Por eso hay que aprender a diferenciar entre lo honesto y lo infame, entre la verdad y la mentira, lo decente y lo indecente. No hay que darle oportunidad a la perversidad de las campañas negras. Ojalá la bajeza de estos net-centers no nos lleve a un proceso electoral de confrontación y frustración.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
«La justicia tiene que cerrar su círculo” Antonio Malouf, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF).

Para el sector privado es primordial que se fortalezcan las instituciones para que cumplan de manera eficiente su papel y que la justicia sea pronta y cumplida en todos los casos.

noticia AFP
El precio del barril de petróleo cae un 5 por ciento en Nueva York a media jornada
noticia Jose Rubén Zamora
Un llamado urgente a la banca central


Más en esta sección

Tyson empata en su memorable regreso

otras-noticias

Hamilton: «Fue un accidente terrorífico»

otras-noticias

Bancadas de oposición del Congreso se reunieron con delegación de la OEA

otras-noticias

Publicidad