[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El autoritarismo acecha

opinion

Como dice otro columnista. También hay payasadas siniestras.

Es el momento para considerar que, tras la imagen de un mandatario poseído por un espíritu histriónico impertinente, se manifiesta un autócrata que va rodeándose de personajes que están transformando las dependencias del Estado en espacios donde el autoritarismo de los superiores se acrecienta.

Es importante que el guatemalteco se concentre en dejar de fijarse en lo que el señor Morales dice o parlotea cuando habla en público y se victimiza, frente a todas las decisiones autoritarias que toma, con las que impresiona realmente. Se presenta como un personaje injustamente perseguido por los detractores de su régimen que, en realidad, son representantes de instituciones o poderes del Estado que simplemente, desempeñan el papel que les toca como servidores públicos.

 Una actitud que denota su forma equivocada de pensar respecto a como un político democráticamente electo debe ejercer su gobierno, sencillamente buscando el bien común y haciendo suyos todos los programas necesarios para afianzar un sistema democrático.

Morales prefiere tomar una ruta caracterizada por el rescate del poder político con características de criterios impositivos como bajo un régimen militar. Émulo de aquel que llegó a nutrirse hasta con tribunales de Fuero Especial y dio un manotazo a cualquier otro sentido de gobernanza. No es para horrorizarse. No. Líbrenos Dios de repetirlo en su totalidad. Los extremos, bajo el presente gobierno, no llegarían hasta ese límite, pero sí con mucha sorpresa se observan funcionarios y dependencias donde los funcionarios sobrepasan los límites de sus funciones o no las cumplen como las leyes les ordenan.

Parece que el mandatario se congracia con un ministro de Gobernación que es señalado de cometer actos arbitrarios, que a veces actúa con desconocimiento de la ley y del peso de sus atribuciones. No es comprensible, después de 22 años, de que su líder favorito firmó los Acuerdos de Paz, como el ministro impulsa la idea de que la Policia Nacional Civil sea devuelta al control del ejército suplantando a 3 mil policías por soldados, jóvenes adoctrinados para recibir órdenes solamente de oficiales del ejército. Parece que quiere retomar una estampa chupinesca, cuando la PMT era la encargada de ejecutar el “Dirty Work”, trabajo sucio, de las jerarquías militares. Sería imperativo que el Ministro justificara ante la población el porqué de volver a darle vuelta a la noria, con tan retrógrada idea. Preguntémonos: ¿Cuál es el objetivo de entregarle al ejército todo el control de la seguridad y el resguardo de la ciudadanía? Será acaso, ¿consolidar el autoritarismo acostumbrado en viejos tiempos?

La situación que la población civil experimenta está, desde hace años, en manos de la delincuencia organizada o de los que asaltan y extorsionan por su cuenta, y la mantienen en el más desolado desamparo. ¿O no es así? Sostener a cuerpos de seguridad que solamente reaccionan ante los múltiples asaltos y crímenes que se sufren día a día, no es contar con un sistema de protección de la población.

Y qué decir de la manera tan autoritaria con que la Canciller trata a las personas que no considera sus aleros, no es más que ejercer un cargo que representa a la diplomacia guatemalteca, con gestos autoritarios inauditos y chocantes con el cargo que desempeña. Ahora, sucede algo mucho más serio que da un sesgo al pretender ejercer el poder de una manera omnímoda. Ejercer los cargos, ganar los salarios y las prebendas, pero que, como funcionarios públicos no quieren ser cuestionados, ni sometidos al escrutinio económico de cualquier curioso respaldado por la ley. Se persigue a los comunicadores, periodistas y editorialistas que no son servidores del régimen.

No olvidemos que una de las características principales de los regímenes autoritarios consolidados es asociarse con la corrupción y la cleptocracia. Piénselo. Como dice otro columnista. También hay payasadas siniestras.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia José Corado Redacción Deportes
Golpe de Miranda

Antigua venció ayer como visitante a Comunicaciones con un golazo de Nelson Miranda en el último suspiro del juego correspondiente a la fecha 15 del torneo Apertura.

noticia por Laure BRUMONT - afp
Diseños inspirados en Guatemala
noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Audiencias se suspenderán durante tres días por amenazas de pandilleros

La seguridad de los reos y de los jueces del Organismo Judicial no fue garantizada por el Ministerio de Gobernación.



Más en esta sección

Día del Periodista

otras-noticias

Autoritarismo policial y criminalización de la protesta social

otras-noticias

Retrato del dictador

otras-noticias

Publicidad