[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Compositores chapines

opinion

Sus creaciones han quedado entre nosotros, alimentando el sentido nacional.

Guatemala es un país complejo, un caldo de cultivo de emociones que produce artistas y creadores memorables o ignorados, como los compositores de música, ya que muchos han pasado la vida discretamente y desaparecido, pero sus creaciones han quedado entre nosotros, alimentando el sentido nacional.

En los días de Cuaresma destaca, por ejemplo, el sonido melancólico de la marcha Jesús, acuérdate de mí, del maestro Luis Vega Quiñónez, quien la compuso profundamente conmovido por la imagen de su fe, desde la perspectiva del buen ladrón en el Calvario. Vega fue músico de profesión de San Miguel Dueñas, pero no se escucha mucho sobre su biografía. Apenas se dice que nació en 1934 y murió alrededor de 1970, y trabajó en la banda militar de La Antigua, como “músico de ritmo”, tocando en los conciertos de los viernes en el parque, o recorriendo las calles entonando una fanfarria para alertar a los vecinos para que se reunieran en la esquina a escuchar la lectura de un “bando”, como se llamaba al mensaje sobre una tragedia, la confirmación oficial de un golpe militar o el decreto de estado de sitio y pérdida de garantías de los ciudadanos. El maestro Vega se involucró en Dueñas en las procesiones, iba detrás con su instrumento interpretando o dirigiendo la banda, y como el genio se revuelve, pronto no se conformó con interpretar lo ajeno y se dedicó a componer. En algún momento surgió era marcha conmovedora que continúa inflamando el alma de los cucuruchos cuando llevan en andas al Nazareno. A él ni se le recuerda, pero miles de personas vibran con la interpretación profundamente sentimental de su obra, y la escuchan y repiten en sus equipos o en la calle, siguiendo en silencio los cortejos ruidosos de época por las calles empedradas.

¿Qué sucedió con el músico? ¿Habría sido diferente su situación si con tanto talento hubiera migrado al primer mundo? Tal vez, pero como lo que importa no es la persona mortal, sino su obra, porque en ella pasó él a ser parte de todos, como también lo logró Mariano Valverde con el vals Noche de Luna entre ruinas, o Paco Pérez con Luna de Xelajú.

Ellos crearon melodías que nos identifican. El éxito no está en el aplauso, sino en la obra que ata a un pueblo anónimo, formando identidad.

Marchas fúnebres o valses tristes, la música  chapina es solemne y sentimental.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Evitan a España

 

Brasil y Argentina, los dos gigantes históricos del fútbol sudamericano, evitaron en sus respectivos grupos del Mundial de Rusia-2018 a España, que tendrá que verse con el Portugal de Cristiano Ronaldo, según el sorteo efectuado este viernes en Moscú.

noticia Europa Press
Varias personas apuñaladas cerca de un centro comercial en Mánchester
noticia Redacción
Inauguran ciclovía en Ciudad Vieja

La obra beneficiará a pobladores de San Juan Alotenango, San Miguel Dueñas, San Antonio Agua Calientes y Santa Catarina Barahona.



Más en esta sección

Encuentro con artistas en Cuba fue «difícil» pero «constructivo», dice viceministro

otras-noticias

Queman bus de Transurbano y PNC se retira de la Plaza

otras-noticias

Seis departamentos se unen a las protestas en contra de Giammattei

otras-noticias

Publicidad