[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La prohibición de reelección no viola los derechos humanos

opinion

El tribunal constitucional no puede enjuiciar la Constitución

El Secretario General de la OEA, a raíz de la “mala y reiterada práctica” de tribunales constitucionales (Guatemala, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Bolivia) en cuanto a declarar la inaplicación de normas constitucionales que prohíben la reelección presidencial, bajo el argumento de una supuesta protección de los derechos humanos de los interesados, solicitó a la Comisión Europea para la Democracia a través del Derecho (Comisión de Venecia) realizar un estudio sobre si la limitación o restricción constitucional de la reelección presidencial viola o no los derechos humanos y políticos (de elegir y ser electo) de optantes y electores; y, asimismo, sobre si es potestad del tribunal constitucional declarar la inaplicación de preceptos constitucionales restrictivos, con miras a habilitar la reelección, o si lo procedente es reformar la Constitución con tal fin.

La OEA formuló cuatro preguntas: (i) ¿Existe un derecho humano a la reelección? En caso afirmativo, ¿qué límites tiene este derecho?; (ii) ¿Los límites a la reelección restringen los derechos humanos y políticos de los candidatos?; (iii) ¿Los límites a la reelección restringen los derechos humanos y políticos de los electores?; (iv) ¿Cuál es la mejor manera de modificar los límites a la reelección dentro de un Estado constitucional?

La Comisión de Venecia emitió el Estudio 908/2017 de fecha 20 de marzo de 2018, en el que arriba, entre otras, a las siguientes conclusiones:

1) “(…) no existe un derecho humano específico y diferenciado a la reelección. La posibilidad de presentarse para un cargo para otro periodo prevista en la legislación es una modalidad, o una restricción, del derecho a la participación política y, específicamente, a contender por un cargo”.

2) “(…) El sistema gubernamental determina la extensión del derecho a ser elegido. El sistema gubernamental es decidido por el pueblo, la entidad soberana encargada de establecer la Constitución (…) los límites a la reelección presidencial representan entonces un medio para reducir el peligro del abuso del poder por el jefe del poder ejecutivo. Así pues, persiguen los fines legítimos de proteger los derechos humanos, la democracia y el estado de derecho. El derecho de postularse en elecciones tras un primer mandato no puede ser garantizado si la Constitución dispone lo contrario (…)”.

3) “(…) los límites a la reelección tienen como objetivo preservar la democracia y proteger el derecho humano a la participación política. Contribuyen a garantizar que las elecciones periódicas sean genuinas (…) y a asegurar que los representantes sean libremente elegidos y responsables ante los ciudadanos (…)”.

4) “Los límites a la reelección presidencial están consagrados en la Constitución; por lo tanto, se requiere una reforma constitucional para modificarlos. Solamente el pueblo, que tiene poder soberano legal, puede modificar el alcance de la delegación que le otorgó al Presidente. La decisión de alterar o eliminar los límites a la reelección presidencial debe sujetarse a un escrutinio y debate públicos minuciosos y debe respetar plenamente los procedimientos constitucionales y legales relevantes”.

Esto confirma que el tribunal constitucional no tiene competencia ni legitimación para enjuiciar (juzgar o someter a examen o juicio) la Constitución. Tampoco le es dable tergiversar u omitir preceptos constitucionales, ni, por consiguiente, declarar la inaplicación de normas constitucionales imperativas o prohibitivas expresas, cuya enmienda, en todo caso, le corresponde, con exclusividad, al poder constituyente.

De cualquier manera, el fraude constitucional (fraude de o a la Constitución) se concibe como el acto tendiente a eludir la correcta aplicación de un precepto de la Constitución en perjuicio del Estado o de terceros. O sea que supone el enjuiciamiento engañoso o falaz que persigue un resultado contrario o prohibido por la Constitución.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Francisco Roberto Gutiérrez Martínez
¿Qué podemos esperar en Quetzaltenango del nuevo gobierno local?

La Municipalidad cuenta con 1,200 empleados –sindicalizados la mayoría–, que no cumplen a cabalidad con sus responsabilidades.

noticia
Avon presenta Outspoken Party By Fergie

La cantante y actriz estadounidense es la imagen exclusiva de la nueva fragancia.

noticia Edgar del Cid > elPeriódico
Niña dibuja cuando era violada por su maestro de inglés

Los padres encontraron lo esbozado entre sus pertenecias.



Más en esta sección

Este año se reportan 1 mil 643 denuncias por violencia sexual en menores de 0 a 14 años

otras-noticias

Camión militar se accidentó cuando se dirigían a habilitar rutas dañadas por tormentas en Huehuetenango

otras-noticias

Detienen a 230 personas en operación contra pandillas en Centroamérica

otras-noticias

Publicidad