[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ubico, émulo de Estrada Cabrera; Ríos Montt, émulo de Ubico (IV y final)

opinion

La demencia senil y la muerte lo salvaron de la cárcel, lugar que merecía, pero no del juicio inapelable de la historia.

Ubico, junto a los miembros del Partido Liberal Progresista (PLP) se la ingeniaron para burlar la Constitución Política de la República, que no permitía la reelección después de servir en el cargo de la Presidencia de la República por seis años. Podía nuevamente candidatearse para optar al cargo doce años después. Se inventaron una consulta popular, en donde guatemaltecos y extranjeros, tenían que opinar si estaban de acuerdo con que Ubico continuara en el poder por otro período que vencía el 15 de marzo de 1943. Enmendaron la Constitución y los gobernantes de los Estados Unidos de América se hicieron de la vista gorda. Para entonces y en los albores de la Segunda Guerra Mundial, Centroamérica tenía dictadores en Guatemala, en El Salvador a Maximiliano Hernández, en Honduras a Tiburcio Carías y en Nicaragua a Anastasio Somoza García. Por su parte, Mejía Víctores supuestamente preparó el camino para la llamada “apertura” democrática que conduciría a Marco Vinicio Cerezo Arévalo a la Presidencia de la República. Después de los desgobiernos de Jorge Serrano Elías, cuyo período de gobierno concluyó Ramiro de León Carpio, vino la firma de la paz en diciembre de 1996, en medio de la implementación de las medidas de gobierno neoliberales llevadas a cabo por el gobierno de Álvaro Arzú Irigoyen, en donde se prolongó el proceso de privatización de las empresas del Estado, iniciadas durante el gobierno de Cerezo Arévalo con Aviateca, y que tuvo un proceso de piñatización en la Empresa Eléctrica de Guatemala, Fegua y de Guatel, solo para mencionar tres joyas económicas del pueblo de Guatemala. A seguir se eligió a Alfonso Portillo Cabrera, que tuvo en la Presidencia del Congreso de la República al General Efraín Ríos Montt. Fue sonado el caso de la resolución de la Corte de Constitucionalidad en la que, al contrario de lo que establecía la Carta Magna en el Artículo 186, se resolvió que Ríos Montt podía participar como candidato a la Presidencia. En 1990 y en 1995, la Corte de Constitucionalidad había rechazado la postulación de Ríos Montt, de acuerdo con el Artículo 186, que estipula “no podrán optar a cargo de Presidente o Vicepresidente de la República: a) El caudillo ni los jefes de un golpe de Estado, revolución armada o movimiento similar, que haya alterado el orden constitucional, ni quienes como consecuencia de tales hechos asuman la Jefatura de Gobierno”, como fue el caso de Ríos Montt en 1982. Uno de los magistrados de la CC que votó a favor fue el Licenciado Cipriano Francisco Soto Tobar, quien había sido electo ante dicha Corte por el Consejo Superior Universitario –CSU–, durante el período rectoral del Ingeniero Agrónomo Efraín Medina Guerra. El CSU en el año 2003, decidió nombrar non grato al Licenciado Soto Tobar y el General Ríos Montt la emprendió en contra de la Usac ordenando una auditoría especial a todas las facultades de la misma, como si eso no debía realizarse de oficio. Para entonces, yo era miembro del CSU como Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y fui uno de los votantes a favor de declararlo non grato de nuestra institución. Como Ubico, que persiguió a todos aquellos que estuvieran en contra de su programa de gobierno y de los ciudadanos que se opusieron a la prolongación de su periodo en la presidencia de seis años, como lo estipulaba la Carta Magna vigente en 1935. Ríos Montt fue sentenciado, posteriormente por genocidio y la alegría popular que dicha sentencia provocó, evocó el triunfo de la selección nacional de Guatemala en el Norceca, de Tegucigalpa en 1967. Después una CC impresentable derogó la sentencia y ordenó un nuevo juicio. La demencia senil y la muerte lo salvaron de la cárcel, lugar que merecía, pero no del juicio inapelable de la historia. Murió un dictador y un genocida.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú
MP y PNC realizan 48 allanamientos

Las diligencias se llevan a cabo como parte del estado de Prevención.

noticia Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
AC acciona contra jueces que ampararon a candidatos señalados

 

Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana (AC), presentó ayer una denuncia ante el Comité de Disciplina del Organismo Judicial, en contra de todos aquellos jueces de Primera Instancia que han amparado a candidatos a elección pública y por tanto, obligaron a que la Contraloría General de Cuentas (CGC) les extendiera su finiquito.

noticia Andrés Oppenheimer
Ortega admitió que hay una masacre en Nicaragua

Debería haber mucha más presión internacional para que Ortega acepte una solución negociada, con elecciones anticipadas.



Más en esta sección

Compras navideñas desde casa con aeropost.com

otras-noticias

Menchú pide a Giammattei incluir a indígenas en diálogo sobre crisis en Guatemala

otras-noticias

Organizaciones denuncian que Guatemala vive una situación violenta por parte del Estado

otras-noticias

Publicidad