[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Odisea 2001 y el futuro fascista presente


Felicito a la Comisión de Postulación por escoger buenos candidatos.

foto-articulo-Opiniones de hoy

El futuro que nos dio el cineasta Stanley Kubrick y el escritor de ciencia ficción y futurólogo Arthur Clarke en el filme Odisea del Espacio 2001 impactó a mi generación de los babby boomers. Los de la generación anterior la consideraron aburrida. Ahora para todos es una obra maestra.

Hay tantos aciertos en la futurología del filme como la existencia de vida en otros mundos. El filme se inicia con primate, que es nuestro gran ancestro africano, y concluye con un bebé humano dentro de una burbuja a manera de ángel, una manera mística de ver nuestro planeta azul, que tan solo unos años atrás vimos su foto tomada desde la Luna, tan solitaria en el vasto cosmos. Clarke previó el peligro del control de las computadoras que podrían manejar nuestras vidas. También previó que cientos de satélites harían posible la comunicación en los más lejanos confines del nuestro planeta.

Sin embargo, el mundo de 2001 no fue aséptico como imaginaba Clarke, pues en lo político ese año en la realidad se dieron catástrofes provocadas por el hombre mismo como la guerra en Medio Oriente, que ha seguido hasta la fecha, destruyendo los países de esa región por diferencias religiosas. No fue el mundo que Kubrick imaginaba de viajes a la Luna vía Pan American: el hombre seguía siendo ese mono belicoso destructor de su especie y de otras especies, también despedazando la vida con su basura que ha creado un inmenso fango en este bello planeta azul de bolsas y botellas plásticas, mientras crece la penuria por falta de agua en grandes ciudades, y los desiertos se expanden, mientras la pobreza prosigue como un drama diario de injusticia y desigualdad en muchas partes del mundo. Kubrick visualiza el mono y al ángel, pero este ángel es una utopía que se reinventa en cada generación pues no pueden los jóvenes aceptar este mundo desigual y podrido creado por los dirigentes políticos proclives a gobernar con mafiosos y magnates nada probos. Y eso sucede en todos los países, con algunas excepciones que confirman la regla, donde la corrupción campea sin límites. Eso pasa en China, EE. UU., Europa, Rusia, África y América Latina, cuyos ejércitos están manchados y el de Guatemala es un ejemplo claro de podredumbre.

Clarke no imaginó que resurgirían este siglo los demagogos nacionalistas que prometían de todo a los ciudadanos con tal de ser electos, haciendo giros racistas contra los migrantes y cuestionando el libre comercio, el Derecho Internacional. Edgar Balsells en su artículo del miércoles resumió el nuevo libro de Madeleine Albright Fascism: a warning, donde ella hace ver que la democracia en lugar de dar un salto adelante tras la caída del Muro de Berlín, dio una marcha atrás, donde el uso de la tecnología y la cultura han sido manipulados por los extremistas nacionalistas, por los fundamentalistas religiosos, catapultando a figuras controversiales como gobernantes de distintas ideologías. Allí están los dictadorzuelos en Rusia, Turquía, Egipto y en casi toda Asia, África e incluso en dos países de América. Estos se han valido de la democracia para llegar al poder y la erosionan, a veces unidos al crimen organizado, manipulando a la ciudadanía con las reglas de Goebbels. Ahora muchos dictadores dominan el planeta, mientras en Guatemala tenemos una dictadura fascista manejada por la clase política contra la que hay que luchar. Cada país del mundo tiene su Gran Hermano (la novela de Orwell 1984) que controla a todo ciudadano por Internet en desmedro de la privacidad democrática. En Japón salió un robot como candidato contra la corrupción. No es futurología. Hay que probarlo porque es transparente, que es lo que exige la ciudadanía mundial.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
«La inversión se movió a Perú y Canadá” Edie Hofmeister

Edie Hofmeister, vicepresidenta de asuntos corporativos de Tahoe Resource, se encuentra en Guatemala para realizar una visita al proyecto minero El Escobal, en San Rafael Las Flores, Santa Rosa.

noticia Rony Ríos
rrios@elperiodico.com.gt
Al menos 17 incendios forestales se mantienen activos en el país

La Conred reportó que, del total de incendios declarados cinco ya se encuentran en su fase liquidación.

noticia Maynor Cabrera / FEDES
“Highway to Hell”

Darle más dinero a un esquema de gestión de carreteras con tantos ejemplos de corrupción es inadecuado.



Más en esta sección

Familias afectadas por Eta e Iota reciben más de 2 millones de libras de ayuda humanitaria

otras-noticias

PNC mantiene vigilancia alrededor del Congreso

otras-noticias

Cuatro personas mueren en un accidente de tránsito en Petén

otras-noticias

Publicidad