[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El rincón de Casandra

opinion

¿Lágrimas de cocodrilo?

Desde hace un par de años ha entrado en el idioma habitual de los guatemaltecos los vocablos corrupción, cohecho, soborno. En realidad la mayoría de ciudadanos, de preguntárseles qué entienden por estas expresiones, tendrían dificultad en explicar claramente y de forma sencilla dichos términos. Lo que sí es cierto es que para la ciudadanía en general se trata de “algo” poco honrado, indebido, que tiene que ver con dineros mal habidos, posiblemente con robo y extorsión que tanto actualmente afecta a las mayorías, aunque esto no excluye a la vez y con más frecuencia de lo que se cree, la añoranza y la envidia de muchos por la listura de los involucrados en tales ilícitos, sobre todo cuando estos se salen con la suya. Así es la naturaleza humana…

Veamos si logramos aclarar con transparencia ¡–otra palabra de moda!– el significado de alguno de esos conceptos.

 

Corrupción es un término de aplicación generalizada que se refiere a la acción de proponer o aceptar un soborno: “El abogado denunció una propuesta de soborno al juez del caso”. También es la perversión o vicio que estropean moralmente a alguien: “Los menores acusaron al padre de corrupción e incesto”. Asimismo, alude a la práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de las organizaciones en provecho económico o de otra índole: “Los ciudadanos de los países americanos analizados en el informe de Transparencia Internacional, critican la deficiente actuación de los gobiernos en la lucha contra la corrupción política y del sector privado”.

El soborno por su cuenta es el brazo armado de la corrupción. Es una dádiva que se le entrega a alguien a cambio de recibir un beneficio.. Pero podría ser al revés. Alguien que exige algo sin lo cual el primero nunca recibirá lo que es suyo o le corresponde. Caso clásico en aduanas: “Me están extorsionando, si no entrego la coima exigida, no se liberará el contenedor”. O el gobierno no pagará la deuda de arrastre, o…

Pero tenemos también –y más de lo que se cree– el caso de una persona que provoca y usa su poder de seducción en el amor como medio de extorsión para hacerse de una posición económica y social. Más común de lo que se cree. Recuerdan aquella obra La Heredera en la que una ingenua se deja avasallar por un cazador de fortunas. Y más cerca de nosotros Carolina de Mónaco que cayó en las garras matrimoniales de Philippe Junot, un reconocido seductor parisino. Aunque quizás y finalmente nunca se sabrá si para esas soñadoras, los momentos pasados en compañía íntima de sus extorsionadores bien valieron lo que económicamente les costó… aunque fuera solo por un ratito y a pesar de las lágrimas de decepción derramadas posteriormente. Lágrimas de cocodrilo quizás… o de cólera, si el placer que esperaban de tales des-uniones nunca las satisfizo…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Paola Guerra
Las llamas consumen a California otra vez (video)

California se ha visto afectada últimamente por una ráfaga de incendios forestales, que han dejado pérdidas a su paso.

noticia Néstor Ahumada Escritor invitado
Con credibilidad y sin exagerar

comunidad

noticia
Los comités cívicos electorales (parte II)

Cada una de las reformas debe ser objeto de debate y profunda reflexión.



Más en esta sección

La del GPS

otras-noticias

Partidos no pagan multas, pero recibirán Q20.5 millones por financiamiento

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad