[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Don Balo

opinion

Tributo a un hombre de bien.

¡Cáffaro, anímese, tome el examen! Así instó el catedrático al oyente en su curso, como un reconocimiento a su constancia, aplicación e interés. Fue un buen consejo, pues el joven italiano, que a duras penas masticaba el español, sacó una nota sobresaliente. La invitación le llevó a inscribirse como estudiante regular de economía en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Terminó graduándose con las más altas distinciones. No era la primera vez que la vida le enfrentaba a retos enormes. Su tranquila rutina en el pueblecito de la Calabria se vio trastocada a sus nueve años, cuando su papá debió abandonar el hogar y salir al exilio hacia América. En los albores de la Segunda Guerra Mundial, su incipiente adolescencia en Morano se vio truncada por la coyuntura y por la necesidad de contribuir al sostenimiento del hogar, habiéndose desempeñado en distintos oficios, incluido el de técnico en telegrafía. No sabía que este último habría de cambiar su suerte cuando fue reclutado para incorporarse al Ejército italiano siendo aún menor de edad. Dadas sus competencias tecnológicas, en su batallón le responsabilizaron del manejo del camión de comunicaciones y su delicado equipo. Su paso por Europa y África le mereció recibir la cruz de mérito de guerra, alta distinción que le fue otorgada por su pericia y audacia en el manejo del telégrafo para alertar a las tropas sobre ataques incipientes, habiendo contribuido a salvar muchas vidas. Terminó esta etapa de su vida como prisionero de guerra en Estados Unidos de América, sitio donde hizo uso de sus destrezas manuales para agenciarse de fondos al esculpir nacimientos con las barras de jabón que le eran dadas para su aseo, otro testimonio más de su espíritu emprendedor y de su fervor católico. Cuando terminó la guerra regresó a Italia por una breve temporada y acompañó a su madre en sus últimos días. Luego viajó a Guatemala siguiendo a su progenitor, estableciéndose en Quetzaltenango la primera parte de su vida adulta. El resto es historia. Terminó echando raíces en nuestra tierra.

Conocí a Don Oswaldo Cáffaro y a su esposa Mercedes cuando empecé a frecuentar su casa, cuando visitaba a su primogénita “Ginita”, mi esposa. Para entonces, Don Oswaldo ya se había retirado del Banco de Guatemala, luego de una larga y productiva carrera, que combinó con docencia en varias universidades. Junto a Mercedes, trabajó con gran empeño para dar a sus tres hijas una buena educación y para asegurarles un techo donde pudieran vivir más adelante. También tuvo una participación activa en algunas organizaciones, entre las cuales destacan la Asociación Italiana de Beneficencia, la Asociación de Jubilados del Banguat y el Colegio de Economistas. Luego de jubilarse mantuvo una vida simple y apacible, que solamente fue interrumpida por una breve incursión como granjero en San Jorge Yumar. Era una persona que amaba entrañablemente a su familia, capaz, confiable, previsora, metódica y sencilla. En los últimos años sus principales actividades diarias abarcaban los acostumbrados mandados, las misas diarias por televisión y el almuerzo familiar de los domingos. A sus 96 años conservaba una mente lúcida, envidiable. Parecía un roble y siempre pensé que llegaría a celebrar el centenario. Sin embargo, de un momento a otro nos dejó el Domingo de Ramos. Su capilla fue adornada con ramos y corozo, como un presagio a su paso a la vida eterna. ¡Bendito es el que viene en el nombre del Señor! Lloraremos su ausencia y agradeceremos siempre que Dios nos lo haya prestado por tantos años. Siempre le tuve especial cariño. Se nos adelantó Papa Balo, como le decían con afecto sus nietos, dejándonos el ejemplo de un hombre de bien. ¡Ñam-ñam

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Apresuran ejecución de préstamos del BID
noticia Redacción
Falla en línea hondureña de interconexión fue la causa del apagón general de Guatemala hasta Panamá

A las 12:40 horas ya había quedado recuperada la carga energética en toda Guatemala, confirmó el Administrador del Mercado Mayorista (AMM).

 

noticia
Comisión Contra la Corrupción


Más en esta sección

Encuentro con artistas en Cuba fue «difícil» pero «constructivo», dice viceministro

otras-noticias

Queman bus de Transurbano y PNC se retira de la Plaza

otras-noticias

Seis departamentos se unen a las protestas en contra de Giammattei

otras-noticias

Publicidad