[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Del diente al labio

opinion

¿Realmente alguien quiere animarse a participar en política y cambiar las cosas?

No hemos terminado ni el primer mes del año y la agenda política ha estado más movida que nunca. Tal y como lo anunció el MP, en enero se destaparon casos tan esperados como Odebrecht, plazas fantasmas, etcétera. Se habla de una guerra sin cuartel entre los “bandos” del statu quo y los progresistas, no importando la ideología de cada uno. ¿Pero será realmente cierta esta lucha? Por qué esta situación nos hace preguntarnos si en realidad las elites, entendidas como todos aquellos miembros de los grupos (poderes) de intelectuales, de sociedad civil, empresariales organizados o no, los académicos, la Prensa y los periodistas, quieren realmente cambios y dar el verdadero “paso a la política” o simplemente hablan del “diente al labio”.

Con ilusión siempre vemos surgir esfuerzos de guatemaltecos de todos los ámbitos que se reúnen y hacen grupos para ser tanques de propuestas. Pero tristemente también vemos que al final estos esfuerzos paran convirtiéndose en simples “chupaderas”, en donde todos los invitados ya sea con finos vinos o el más barato guaro, sueñan con una mejor Guatemala, proponen, se quejan, critican, pero al día siguiente ya de goma no ejecutan nada. Y peor aún, los celos y las envidas empiezan a mandar y a minar la agenda de las “chupaderas”, ya sea por los externos que no fueron invitados o por los que internamente no tienen tanto protagonismo. Y entonces, buenos guatemaltecos que pudieron aportar mucho salen tan frustrados de la “chupadera” que se retiran y nunca más vuelven a participar. Ninguno tenemos garantizado el éxito en la vida, pero a algunos su destino le pasa al lado y no hacen nada al respecto.

Esta realidad no es exclusiva a una ideología porque lo vemos en todos los grupos que se juntan en “chupaderas”. Si de verdad queremos cambios, la verdadera y ÚNICA manera democrática de realizar impactos sostenibles en Guatemala es dar el paso a la participación política partidaria y meterse. Muchos son los que opinan o critican en las redes sociales que el sistema esta caduco ¿pero cuántos se han inscrito en Semilla u otro afín para intentar renovarlo? Muchos son los que dicen que hay una estrategia antidemocrática de tomar el poder desde las cortes ¿pero  ¿cuántos se han atrevido a participar en comités ejecutivos de partidos políticos para evitarlo?

Hacer política no es cómodo, no es seguro y consume mucho tiempo. Seguirá siendo muy difícil hacer cambios mientras no se meta más gente a aportar, porque el reto lo aceptamos algunos pocos quijotes y nos toca competir no solo contra hordas de pícaros que buscan en la política un modo de salir de pobres o mantener privilegios, sino peor aún con los más cercanos que nos critican, pero no nos apoyan. Queremos cambios, demos el paso, o dejemos que otros lo den y los apoyamos no los critiquemos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Gerson Ortiz gortiz@elperiodico.com.gt 
Organismo Judicial recibe alerta por posibles ataques de pandilleros del Barrio 18
José Antonio Pineda Barales, presidente del OJ, confirmó que el documento fue recibido hoy y que fue discutido en la reunión del pleno.
noticia AFP
Porto pierde en la reactivación de la liga portuguesa

Tras la Bundesliga, la Primeira Liga portuguesa se convirtió este miércoles en el segundo gran campeonato del fútbol europeo en volver tras el parón por la pandemia del nuevo coronavirus y lo hizo con derrota del líder Oporto.

 

noticia editorial
Recorte técnico al Presupuesto


Más en esta sección

elPeriódico World Review

otras-noticias

Día del Periodista

otras-noticias

Autoritarismo policial y criminalización de la protesta social

otras-noticias

Publicidad