[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La izquierda guatemalteca ayer y hoy (II)

opinion

La Revolución con Max Factor.

Recuerdo que en mis años sancarlistas, la izquierda debatía sobre la interpretación de la sentencia de Fidel Castro de que todo revolucionario debía de hacer la revolución. Por un lado, estaban quienes por creer que solo se hacía la revolución tomando las armas, despreciaban a los que la llevaban a cabo por medios pacíficos, llamándolos revolucionarios de salón, que hacían la revolución no con Marx sino con Max Factor. Esta anécdota ilustra el ambiente que prevalecía en aquella época de las dos izquierdas a las que me referí al principio del artículo anterior, las que, por falta de espacio, figuré solo en un contexto nacional, quedando para ahora el aspecto internacional, porque ambos forman parte de la misma urdimbre.

No cabe duda de que el triunfo de la Revolución cubana (1959) influyó en el surgimiento de la guerrilla, la cual luego se envalentonó cuando vio que el Imperio, con todo su poder bélico, no derrotó a la guerrilla en Vietnam. Por ello, consideraban que el asalto al poder en Guatemala era un asunto de corto tiempo, e intensificaron la guerra. Entre tanto, el comunismo europeo fue severamente afectado por el conocimiento de que alrededor de cien millones de personas murieran en asesinatos masivos y selectivos, purgas y hambrunas en los paraísos socialistas, que sobrevivía a base de represión, lo que provocó el surgimiento del eurocomunismo, que luego se diluyó en izquierdas que se fueron corriendo al centro, por influencia de una mejor comprensión del mercado y de la globalización, con indudables influencias ideológicas en la izquierda de América Latina y en los organismos internacionales: cayeron los aranceles y se suscribieron los tratados de libre comercio. Por otra parte, el derrumbe de la Unión Soviética coadyuvó a que la guerrilla, que estaba en cierta orfandad ideológica, depusiera las armas y firmara la paz con el gobierno. Quedó así, pues, solo el camino democrático, que es ahora la ruta de la izquierda.

Pero nadie mejor que Edelberto Torres-Rivas (uno de los pocos ideólogos de gran calado en la izquierda y, sin duda, el de la prosa más granada), para dar una explicación de todo ello desde la perspectiva de la izquierda. Edelberto considera que efectivamente ha terminado la época de las revoluciones que conducen a la sociedad socialista (comunista), y que “… estamos en un momento en el que se redefinen las luchas anticapitalistas, que en el final del siglo XX perdieron su destino histórico. ¿Por qué razones? Por varios motivos, siendo el más trascendental la descomposición del llamado campo socialista y/o del “socialismo realmente existente”, hacia la altura de 1980-94. La idea del “socialismo como fase superior del capitalismo” ya no tiene poder explicativo y, a partir de la actual configuración económico-social de los conglomerados, tampoco predictivo…”.

“Hasta hace poco –sigue diciendo Torres-Rivas– era posible soñar en el mundo socialista y pensar en hacer la revolución. La victoria sobre el mundo socialista y la estrategia revolucionaria se han vuelto imposibles en su versión clásica. Esa referencia esencial para el éxito de un proyecto revolucionario se terminó porque se terminó el socialismo. Aplicando un razonamiento formal y comparativo se puede decir que finalizó el periodo de las revoluciones. Sobre todo, para las sociedades pobres”. Edelberto también admite que “… toda revolución, por su carácter radical, emplea recursos incontrolables de violencia, tiene un costo humano insoportable y de incalculables pérdidas físicas y culturales… Una revolución en los términos anteriores es un exceso”. “Como izquierda débil y dividida nos equivocamos, pues no solo perdimos sino engañamos (sin querer) a la gente”. “Fui comunista en mi juventud –dice Torres-Rivas–, sin embargo experimenté durante medio siglo una atroz represión; dicen que ahora soy rosado. No sé qué color tengo, pero como comprenderán nunca me importó”.

Por tanto, Edelberto propone a la izquierda “construir un estado democrático”. “Por ello, y a fortiori, somos reformistas. Reformistas radicales… Empecemos por definir bien las cosas: no podemos ser revolucionarios porque no queremos destruir el Estado, queremos limpiarlo y transformarlo. También corregirlo; hacer un Estado plural, equitativo en pro del bien común. Por lo tanto, somos reformistas radicales, de izquierda. Si logramos erigir un Estado democrático habremos hecho –y no solamente dicho– una revolución”.

En el siguiente artículo, discutiré las propuestas de los diferentes grupos de izquierda y su participación en el proceso electoral del año entrante, conjeturando sobre sus eventuales resultados. “Este momento –dice Edelberto, ideólogo del Movimiento Semilla– es una soberana oportunidad para las fuerzas de izquierda, es mejor decir de las izquierdas, para reunirse, reorganizarse y si fuera posible, unificarse. Hemos estado esperando una coyuntura como esta, marcada por algunas novedades: hay mucha gente joven y nueva, mucha voluntad de ganar el gobierno, y la capacidad de definición política, como un acto de valor”. En el próximo artículo analizaré esa coyuntura.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Armando de la Torre
El fin nunca justifica los medios

¡Gusanos que así intentan tapar su desnudez ética!

noticia Méndez Vides
¿Quién será el próximo Presidente?

No parece sencillo que se interesen líderes correctos.

 

noticia Sputnik
Líder opositor electo primer ministro de Belice

Briceño asumirá por cuatro años las riendas de una nación de 400.000 habitantes, altamente endeudada y con una economía centrada en el turismo y la agricultura, sectores duramente golpeados por la pandemia de covid-19, el clima y la corrupción.



Más en esta sección

La del GPS

otras-noticias

Partidos no pagan multas, pero recibirán Q20.5 millones por financiamiento

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad