[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Donas y circo

opinion

¿Cuál es el grado de enajenación y deterioro del sector social (capa media alta urbana citadina) que produce jóvenes que pasan una noche frente a una tienda para ser los primeros en “comprar donas”? Fernando Figueroa (analista social y de seguridad).

¿Qué tienen en común la Insurgentes Sur del Distrito Federal, el Bulevar Vista Hermosa y la Calzada Roosevelt en Ciudad de Guatemala y la Avenida Las Américas de Quetzaltenango? Que se han vuelto comerciales, el suelo se ha encarecido y la égida de los negocios corresponde a los restaurantes de comida rápida, caracterizados por una dieta saturada  de azúcar, aceite vegetal, margarina, sal, sodio, preservantes y
saborizantes artificiales.

Tales negocios son parte de la cultura “Fast Food Country”, y se caracterizan por notables economías de escala en su producción rápida y abundante y un sistema de mercadeo y de logística sorprendente, que viene abatiendo costos, gracias a la firma de tratados de libre comercio. Pero bien valen la moderación en el consumo y la advertencias de salud preventiva que en el mundo desarrollado se han venido dando con respecto a estas dietas.

El Congreso de la República, las cortes y no digamos la Vicepresidencia coordinando a ministerios y secretarías como Sesan, Segeplan, Educación, Cultura y Deportes, Salud, Trabajo y Previsión social, debieran estar trabajando asiduamente en una Protección Social Preventiva, junto al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

Y es que mientras la industria de comida rápida y los vendedores de nuevas drogas y galenos practicantes del enfoque biomédico occidental hacen su agosto, el gasto de bolsillo en salud se ha venido  disparando, y el costo fiscal de las pensiones y la salud pública presiona el gasto de los hogares y del fisco, mientras que el negocio farmacéutico rebasa incluso muchos preceptos éticos.

Afirma Gary Tauber en su conocido libro The Case Against Sugar (El Caso en contra del Azúcar), muy nuevo y sin traducción aún al español, que hoy en día cerca de 75 millones de norteamericanos adultos, se parecen a Homero Simpson y  tienen Síndrome Metabólico. ¿Qué es esa palabra, tan común hoy en día como la de Cambio Climático?. Significa que la presión arterial está elevada y la glucosa en camino a convertirse en una diabetes. Además, normalmente la gente está fuera de forma. Hay entonces mayores probabilidades de sufrir un infarto.

Los científicos y médicos, como bien lo sabemos tienen sus tecnicismos: estamos hablando así de una disrupción homeostática en la que los sistemas regulatorios del cuerpo se comportan mal, con consecuencias crónicas en muchos órganos. ¡Qué tal!

El problema se vuelve intergeneracional y con notable trascendencia para el futuro de nuestros hijos, y es que todas esas irrupciones se van incorporando en nuestros genes, transmitiendo entonces una herencia de más tempraneros achaques a las generaciones venideras, lo que pegará con fuerza en virtud de que cuando ello suceda nuestro llamado “bono demográfico” estará caducando, siendo que dicho concepto se vincula hoy en día a la abundancia relativa de jóvenes que pululan nuestras calles y hogares y que en varias décadas llegarán a disminuir tal y como ya sucede en Cuba, Argentina, Uruguay y Costa Rica.

Las soluciones integrales tienen que ver con un cambio en el modelo de política económica que en nuestro medio encumbra como órgano rector al Ministerio de Economía: y es que en la medida que se acelere el desmonte arancelario, se disminuyan las regulaciones económicas y sociales, se practiquen los fundamentalismos del mercado y se ignoren prácticas como el etiquetado de los alimentos, la información calórica de los menús en restaurantes, o los impuestos al azúcar, las consecuencias serán, para el cuerpo, lo que hoy vemos para la Madre Tierra, a causa de un sistema despreocupado de la calidad de vida, haciendo las del avestruz hacia el futuro.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
¿Qué es la computación cuántica? La asombrosa respuesta de Justin Trudeau se volvió viral

¿Qué es la computación cuántica? Eso le preguntó un periodista al primer ministro de Canadá sin esperar respuesta. Trudeau se lo explicó, como un profesional.

noticia AFP
Libia registra primer muerto por coronavirus y la ONU advierte del colapso de sistema de salud
noticia AFP
Presidente de México revive viejo pacto con militares para blindar su proyecto político


Más en esta sección

Encuentro con artistas en Cuba fue «difícil» pero «constructivo», dice viceministro

otras-noticias

Queman bus de Transurbano y PNC se retira de la Plaza

otras-noticias

Seis departamentos se unen a las protestas en contra de Giammattei

otras-noticias

Publicidad