[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Momento para la reflexión

opinion

Finaliza hoy una semana muy particular, que dio inicio con el caso Odebrecht y la captura de Manuel Baldizón y que terminó con el vil asesinato de un expresidente del Organismo Judicial; habiendo ocurrido en medio la captura de Crespo Villegas; el destape del caso “Traficantes de Influencias”; y la aceptación por parte de Morales de la renuncia del Ministro de Gobernación. Han sido tantos, tan seguidos y tan impactantes cada uno de estos eventos que no nos ha dado tiempo a dimensionar tal trascendencia de lo que está sucediendo. Al contrario, por lo que parece, la atención de la ciudadanía se ha concentrado en tratar de comprender las complicadas formas en que se cruzan y entrelazan el poder político, el dinero y la ambición; criticar y desprestigiar públicamente a quienes se han visto envueltos en estos casos; y en elaborar complicados escenarios y teorías conspirativas que le permitan encontrar un sentido a todo lo que ocurre. Una reacción comprensible dado el tipo de shock que todo esto causa en la sociedad, pero que a largo plazo nos roba la atención de lo verdaderamente importante.

Seguir enfocándonos en la interrelación de los síntomas que provoca el “virus de la corrupción” impide una reflexión serena acerca de las causas raíz detrás de estos eventos. Cualquier persona que haga un análisis desapasionado en este último sentido, seguramente descubrirá que todos estos casos tiene su origen en la existencia de complejos y complicados procesos burocráticos que requieren que se otorguen niveles excesivos de discrecionalidad a políticos y burócratas para llevarlos a cabo, desde devolver un crédito fiscal hasta contratar la construcción de una carretera. Mientras no se comprenda la importancia de limitar el uso del poder público, regulando cuidadosamente su campo de acción y el poder discrecional que se deposita en manos de políticos y funcionarios públicos, por más que se luche contra los síntomas de la enfermedad, seguiremos enfermos. Lamentablemente, juzgando a partir de lo que se discute ahora acerca de cómo reformar nuestro sistema político, jurídico, económico, administrativo, electoral y sociales, pareciera que no hemos aprendido la lección. Muchas de las propuestas existentes en estos campos siguen otorgando amplios poderes discrecionales a políticos y burócratas y se sigue creyendo que la solución a los problemas radica en la ampliación de la esfera de acción gubernamental.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Policía francesa mata al presunto atacante del mercado navideño de Estrasburgo

La policía francesa localizó y abatió este jueves en Estrasburgo a Chérif Chekatt, el presunto autor del atentado del martes en el mercado de Navidad de esta ciudad del este de Francia, tras una intensa búsqueda en la que intervinieron más de 700 agentes.

noticia Néstor Ahumada Escritor invitado
Satisfacción total

La columna de la ugap

noticia AFP y Andrea Paola
Barbie Día de Muertos, entre la exaltación cultura


Más en esta sección

Manifestantes de Sololá piden destitución de Giammattei

otras-noticias

Japón aporta US$4.5 millones para proyecto de reintegración económica de jóvenes migrantes

otras-noticias

Alcalde de San Cristóbal Totonicapán ofreció cupones de alimentos a cambio de votos el día de las elecciones

otras-noticias

Publicidad