[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La CSJ, ¿se sumó al pacto de corrupción?

opinion

La gente está decepcionada.

 

Las resoluciones de la Corte Suprema de Justicia de la semana pasada, beneficiando a Jimmy Morales y a los diputados, “son parte del acuerdo”, me confió un diputado. “Están apalabrados más de la mitad de los magistrados de la CSJ, y suficientes magistrados de Salas y jueces para que ningún antejuicio en contra de los políticos prospere”, me explicó, siendo él mismo parte de ese entendimiento.

Hace un mes ese acuerdo fue denunciado por la prensa y grupos de La Plaza como “el pacto de la corrupción e impunidad” entre el presidente del Poder Ejecutivo y los líderes de los bloques mayoritarios del Congreso. No se sabía, entonces, que incluyera a tantos funcionarios clave del Organismo Judicial. Es más, con la reacción popular tras la aprobación, el miércoles 13 de septiembre, de los decretos 14-2017 y 15-2017 se habló de aquel pacto como una nave que había naufragado.

Después de dos años, La Plaza se activó masivamente en toda la República, sobre todo el día 20, exigiendo la depuración del Congreso y la renuncia del presidente Morales. La UNE se separó discretamente en las siguientes votaciones del antejuicio de Jimmy Morales que, sin embargo, siguió sin alcanzar los 105 votos. Convencidos de que la depuración de los organismos del Estado no ocurrirá voluntariamente (renuncia) sino por la vía judicial, diversos sectores interpusieron antejuicios por diversas irregularidades cometidas por el gobernante (beneficiarse de los bonos del Ministerio de la Defensa) y una buena porción de los diputados (tratamiento de la materia legislativa el 13 y el 15 de septiembre).

El pueblo tiene claro que la lucha contra la corrupción debe operar como maquinaria que demuele escombros. Hasta donde alcanza su memoria, sabe que la corrupción del poder se paga sacrificando su salud, las oportunidades de una buena educación y de empleo digno. Por eso no extraña que en las encuestas nacionales el apoyo al MP y la CICIG casi alcanza el 80 por ciento. Los devaneos están en las elites, y permean a ciertas clases medias. De todos modos, los comentarios dominantes en las redes sociales la semana pasada eran: “La CSJ ya se sumó al pacto de corruptos… de plano van a favorecer a Arzú… solo falta que Pérez Molina y Baldetti también salgan…” El ánimo de la población está por los suelos –me dijo alguien que monitorea las redes–, “hay mucha decepción por las últimas actuaciones de la Corte”.

El pulso de poder seguirá dilatando la crisis política e institucional, impidiendo que se estabilice el “punto de no retorno” para dar vuelta a la página y que se abra paso a una etapa de renovación y cultura de legalidad. En vez de situar la contienda en el plano estrictamente judicial y allanarse para que la investigación sobre los políticos y funcionarios ocurra sin reparos (“quien nada debe, nada teme”), se traslada al plano político donde hace frágil la gobernabilidad, prolongando la incertidumbre.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Julio E. Santos / jsantos@elperiodico.com.gt
MP pide enviar a prisión preventiva a exdiputada del PP Emilennee Mazariegos

El próximo lunes decidirá el juez si los envía a la cárcel o los beneficia con una medida de arresto domiciliario.

 

noticia Rony Ríos
Exdiputado señala no tener influencia en otorgamiento de plazas
noticia A. Urízar /L. Álvarez elPeriódico
Los partidos pequeños y su batalla por no desaparecer del panorama

Con datos preliminares, las agrupaciones pequeñas se disputan el liderazgo en el pelotón de seguimiento a los tres grandes.



Más en esta sección

Directivos y jefes de bancada han cobrado Q10.6 millones de enero a octubre

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

El “Zar” de los pupitres

otras-noticias

Publicidad