[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Diálogo nacional condenado al fracaso


¿Cómo va a funcionar un diálogo nacional en el que más de la mitad de la población indígena y mestiza crítica es ignorada y además, está siendo criminalizada?

 

foto-articulo-Opiniones de hoy

El diálogo nacional o parcial que impulsa Jimmy Morales está condenado –sin haber nacido– a un rotundo fracaso. Por un lado, este desenlace no es extraordinario pero sí producto del momento histórico por el que atraviesa Guatemala.

Y por otro lado, el fracaso del diálogo será consecuencia de los actos y la ceguera de Morales y los sectores conservadores a quienes sirve y para quienes ejecuta el rol que ahora le han asignado. Rol que será su tumba política e histórica porque ante el extremo servilismo y profunda incapacidad que le brotan en cada acto en que aparece o habla no ha hecho sino ignorar las miles de voces que han emergido a lo largo y ancho de Guatemala y que le demandan que por dignidad propia y principios democráticos renuncie a la responsabilidad de gobernar porque desde que asumió la presidencia ha demostrado que es incapaz, mentiroso, corrupto, ladrón y manipulador de miembros de iglesias protestantes que se han convertido en parte de su público ciego y cómplice frente a los delitos de saqueo que como Presidente ha cometido en contubernio con elites militares y económicas.

Frente a lo anterior, el diálogo tendrá un desenlace trágico porque solo ha convocado a los sectores que son sus aliados por intereses políticos, económicos pero sobre todo porque buscan sostener la impunidad que les ha garantizado a perpetuidad mantener y heredar privilegios que ahora están en peligro y a los que no están dispuestos a renunciar por decisión propia sino solo por presión del pueblo –que produce la riqueza del país– que con participación y decisión frontal los obligue a transformar las desiguales relaciones.

 Finalmente, ¿Cómo va a funcionar un diálogo nacional en el que más de la mitad de la población indígena y mestiza crítica es ignorada y además, está siendo criminalizada? Olvida Morales y los sectores extremistas que le respaldan que si experiencia alguna tienen los diferentes sectores de la sociedad civil es su participación en múltiples mesas de diálogo, de las cuales están cansados porque son una trampa que termina metiéndolos en laberintos que al final no le dan respuesta a las urgencias de las mayorías.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Maya Alvarado/La Cuerda
Palabras y significados más allá de COVID-19

Los lenguajes institucionalizados han reducido a cifras la vida.

noticia Tulio Juárez
TSE: 91 son los municipios con conflictivo riesgo electoral

Mapa de conflictividad ubica jurisdicciones donde puede haber problemas antes, durante y después del domingo 16 de junio.

noticia Juan Carlos Zapata
Empresas y derechos humanos

Una oportunidad para el fortalecimiento institucional.



Más en esta sección

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

El diálogo excluyente de Giammattei y otra comisión que duplica funciones

otras-noticias

Publicidad