[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Diversidad biológica

opinion

La transformación del régimen político va acompañada de una alternativa económica incluyente.

 

La coyuntura demanda abordar críticamente la crisis continua del Estado y sus posibles soluciones abanderadas desde los movimientos sociales, los rectores del “diálogo plurinacional” deben ser agentes legítimos y representativos del poder popular (las reformas profundas a la LEPP son imprescindibles); pero eso no implica que releguemos a la periferia pública otros fenómenos de vital importancia, por ejemplo, la cuestión relativa a la biodiversidad, áreas protegidas y ecosistemas.

Las luchas tesoneras de las organizaciones conservacionistas han permitido que hoy por hoy se abran las posibilidades para plantear un modelo alternativo de gestión de la biodiversidad, este no puede implementarse obviando la historicidad socioeconómica, la geopolítica y la matriz cultural de la nación, son las bases para superar el paradigma finquero.

Los desafíos son complejos cuando lo público ha estado siempre supeditado al capital, hay cuestiones estructurales que amenazan la diversidad biológica tales como el modelo de acumulación (monocutivos, extractivos, energía y telecomunicaciones), la ausencia del Estado en territorios rurales, y por consiguiente, la usurpación de los mismos por mafias (terratenientes-narcoganaderos-militares), la criminalización y violencia estatal-privada contra los activistas ambientales, la nueva apuesta es recolonizar los bienes naturales vía el Plan de la Prosperidad (agua, bosque y suelo).

La institucionalidad es precaria (MARN, Conap, Inab y MAGA) con presupuestos irrisorios, adolece de mecanismos de control y poder sancionatorio, aunque existen instrumentos como la Ley de Áreas Protegidas (marco desfasado que favoreció el despojo de tierras durante el CAI), la Política y Estrategia Nacional de Diversidad Biológica y su plan de Acción 2012-2022, son elementos simbólicos que no pueden contener la gula neoliberal apalancada desde los TLC’s.

No obstante, hay esfuerzos desde el Cecon-Usac y otros actores para para configurar un modelo alternativo de gestión de la biodiversidad basado en: a) Revalorización de los bienes de dominio público como patrimonio nacional; b) Participación y coejecución desde los pueblos indígenas y organizaciones locales de base; b) Redistribución justa y equitativa de los beneficios/utilidades (impuestos progresivos, no regalías); y c) Rediseño de la institucionalidad pública (reconcentrar la rectoría y territorializar la inversión), las disputas se dan ahora en el inframundo parlamentario, una tarea complicada por el momento.

framont@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelyn Boche elPeriódico
Concluye discusión de reformas constitucionales
noticia Redacción
Expresidente de Transparencia Internacional preocupado por el proceso de selección de magistrados de Guatemala
noticia Manfredo Marroquín
¿Será posible aspirar a políticas de Estado en la era de la posverdad?

En Guatemala, casi cualquier intento de reforma de las viejas y caducas estructuras del Estado patrimonialista y corrupto encuentran una corriente de choque y resistencia apelando a miedos y temores sobre las consecuencias del cambio.

 



Más en esta sección

Borrador automático

otras-noticias

Alcalde habría beneficiado a electores con programa de alimentos

otras-noticias

Fiscalía buscará a Cristina Siekavizza entre sepultadas como XX

otras-noticias

Publicidad