[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Siempre lo mismo

opinion

La presión social debe reactivarse con fuerza para reformar y modernizar el Estado.

 

El sistema penitenciario es un lastre que nos afecta hace décadas y ningún gobierno le ha prestado la atención que merece, dando la impresión de que es misión imposible resolver un problema añejo que para muchos países no lo es. El hacinamiento de los reclusos y las condiciones precarias en que purgan las condenas pone en evidencia la violación de sus derechos elementales y la desidia que prevalece para atenderlos, derivando en el control de las cárceles por diferentes mafias, siendo el trasiego y consumo de drogas la constante que domina el panorama. La tragedia deplorable del hospital Roosevelt refleja un fallo de inteligencia y corrupción, focalizado en el traslado de reos solicitado por el Sistema Penitenciario asignando custodios, el dictamen del INACIF y la autorización de un juez, de esa manera una persona que debe más de veinte ayotes salió a una prueba hemofílica con las facilidades habidas y por haber, sin adoptar  precauciones elementales, siendo procedente determinar si la negligencia fue deliberada y procesar a los implicados en los hechos que costaron la vida a siete personas con doce heridos de gravedad. La solución a la crisis que nos agobia pasa por reconocer su dimensión, solicitar asesoría a gobiernos amigos como el de Israel y construir cárceles de máxima seguridad con instalaciones adecuadas para diferentes tipos o categorías de reclusos acorde a su peligrosidad, utilizando tecnología de punta para un control eficaz, evitando que desde la prisión dirijan con impunidad a bandas de criminales que tienen de rodillas al Gobierno y en zozobra a la sociedad, coadyuvando a ese drama eterno la incapacidad crónica de las autoridades. La seguridad ciudadana integral requiere implementar una política definida sugerida por especialistas en la materia en diferentes oportunidades sin tomar en cuenta su opinión, de modo y manera que las decisiones aisladas adoptadas en casos puntuales como el actual, no resuelven la problemática agudizada por la ineptitud y corrupción de los funcionarios. A estas alturas del siglo es inaceptable que no ubiquen tribunales del orden penal en los centros de detención preventiva y no exista servicio hospitalario de atención mínima en las cárceles, terminando con la costumbre de pasear reclusos enjaulados por las calles de la ciudad poniendo en riesgo la vida de todos, lo que al parecer a nadie le importa. Por si fuera poco, los bebés tienen la puntería afinada y los policías no, por lo que se puede deducir sin mayor esfuerzo que al disparar, no le pegan ni a la luna. Ojalá de esta experiencia aprendan algo y encuentren la solución definitiva: el tiempo no es su aliado, es su enemigo.

Uno de los síntomas más visibles de la descomposición social es la violencia, sacando a flote la realidad que los políticos se esmeran en minimizar escondiendo su responsabilidad en la dirección del país, dedicándole más tiempo a las movidas que a cumplir su deber. Si actualizamos el criterio de que el futuro llega cuando se llama presente, hay que reflexionar y no elegir a un domador de tortugas de presidente, que con las mieles del poder termina metido en una burbuja de aduladores que lo contaminan perdiendo la perspectiva de su misión, gobernando sin gobernar. Cada cuatro años perdemos una batalla que involucra el porvenir de la descendencia, permitiendo que el país esté en manos de gente incapaz y corrupta. Y si un circo sin programa no tiene futuro, menos lo tendrá un gobierno con propósitos y buenos deseos, así que dejémonos de mandangas y entendamos que el cambio no existirá si no lo hacemos los que debemos hacerlo. La presión social debe reactivarse con fuerza para reformar y modernizar el Estado, opacando el lobby de los mafiosos diseñado para que todo cambie sin que nada cambie, recordemos que el mundo actual no está dividido entre buenos y malos, es entre listos y tontos. Solidaridad plena con Barcelona, sempre és y será bona.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Danilo Parrinello
Un ensordecedor silencio

¿Complicidad o doble moral qué pasa?

 

noticia Redacción / elPeriódico
Avión de pasajeros aterriza de emergencia en La Aurora

Había despegado hacia San Pedro Sula, pero una posible falla hizo que el capitán decidiera regresar al aeropuerto internacional.

noticia Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
Cerrada contienda para la Alcaldía Metropolitana, Quiñónez encabeza

A la medianoche, con el 43 por ciento de las mesas procesadas, los resultados de las votaciones para Alcalde de la Ciudad de Guatemala daban como ganador al candidato del Partido Unionista.

 



Más en esta sección

Día del Periodista

otras-noticias

Autoritarismo policial y criminalización de la protesta social

otras-noticias

Retrato del dictador

otras-noticias

Publicidad