[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Menoscabo de la autoridad electoral

opinion

Ha trascendido que el diputado Mario Taracena (UNE), expresidente del Congreso que reconoció que durante el régimen de Álvaro Colom (2008-12) habían ocurrido “cosas gruesas pero gruesas” y que, asimismo, confesó lisa y llanamente que recibía órdenes foráneas, junto con otros congresistas, está promoviendo, a través de un proyecto de reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP), volver al Tribunal Supremo Electoral (TSE) un órgano dependiente de los partidos políticos, al normar que los magistrados del TSE sean políticos y que la Comisión de Postulación de candidatos a magistrados del TSE esté integrada por un diputado de cada partido representado en el Congreso.

Sin duda, la pretensión del diputado Taracena y su “combo” es que los magistrados del TSE sean elegidos como se designa al Procurador de los Derechos Humanos (PDH), que es un comisionado dependiente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso. El PDH es elegido por el Congreso de una nómina de tres candidatos propuesta por dicha Comisión, integrada por un diputado de cada partido representado en el Congreso.

En otras palabras, Taracena y su “combo” buscan que el TSE se convierta en lo que era el Consejo Electoral y el Registro Electoral bajo la Constitución de 1965. El Consejo Electoral se integraba por el Director del Registro Electoral, designado por el Ejecutivo, un miembro designado por cada uno de los partidos políticos, un miembro designado por el Congreso y un miembro designado por el Consejo de Estado (que era presidido por el Vicepresidente de la República).

En todo caso, cabe recordar que los susodichos Consejo Electoral y Registro Electoral fueron los protagonistas de los escandalosos y condenables “fraudes electorales” en los años setenta y ochenta.

Ya de por sí la imparcialidad de los magistrados del TSE está seriamente cuestionada, debido a que estos fueron elegidos de una nómina de 40 candidatos, entre los cuales los diputados, que son los electores por ley, se dieron gusto en pescar, a su sabor y antojo, a los cinco magistrados titulares del TSE, de acuerdo a sus particulares conveniencias e intereses político-partidistas.

Por cierto, el perfil de los actuales magistrados del TSE contrasta sobremanera con el perfil de los magistrados que integraron la primera magistratura del TSE: Arturo Herbruger Asturias, Justo Rufino Morales, Manuel Ruano Mejía, René Búcaro Salaverría y Gonzalo Menéndez de la Riva. ¡Lujo de magistrados!

Recordamos, por ejemplo, aquel momento histórico en que el Licenciado Herbruger Asturias, en su calidad de Presidente del TSE, no se sometió a la voluntad del exgobernante Jorge Serrano Elías, quien había dado el “autogolpe de Estado del 25 de mayo de 1993”, conocido como el “Serranazo”. Serrano le demandó a don Arturo Herbruger que convocara a elecciones anticipadas y este le dijo que no, con apego a la Constitución. ¡Soberbio!

Ahora la autoridad electoral, haciendo gala de repugnante parcialidad, sancionan a unos partidos y a otros no, por las mismas infracciones. ¡Creerá que engaña a la ciudadanía!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
Sector azucarero asume la presidencia del CACIF

Marco Augusto García Noriega fue electo para dirigir la cúpula empresarial para el periodo  2018-2019.

noticia
Embajador de Unión Europea inicia su misión en Guatemala

Stefano Gatto , de nacionalidad italiana, arriba al país para ser jefe de Misión.

 

noticia María Isabel Carrascosa Sociedad de Plumas
Okupas y el problema de la tierra


Más en esta sección

Directivos y jefes de bancada han cobrado Q10.6 millones de enero a octubre

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

El “Zar” de los pupitres

otras-noticias

Publicidad