[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

De Guatemala a Guatepeor…

opinion

Cuando en una sociedad se pierde cada día más las condiciones y el ambiente propicio de libertad para producir y el trabajo y el esfuerzo se ensombrecen ante un sistema corrompido de malas prácticas…

 

Perdón pero no quiero ser pesimista, ni hablar mal del país, mencionando también las cosas buenas de Guatemala, sin embargo, se pierden las cosas buenas dentro de tantas cosas negativas. Las cosas buenas, son naturales de nuestra tierra, su riqueza y condiciones climáticas, así como también hay grandes guatemaltecos que han hecho por el país grandes hazañas y todavía hay mucha gente honrada, trabajadora y de buenos sentimientos.

 Sin embargo, existen grupos de personas que se han encargado de lastimar donde más le duele al país, se han encargado de ir acabando como el peor depredador, la confianza, esperanza y potencial de esa buena gente honrada y trabajadora a que nos referimos líneas atrás, y nos referimos a una clase que tiene mucha injerencia con el rumbo del país desde diferentes poderes, políticos y otros, relacionada o que forma parte del crimen organizado y ha vuelto los recursos del Estado su fuente de riqueza exponencial.

 Personajes que han llegado al poder o tienen poder y se han encargado de crear confrontación, se han encargado de volver en unas malas prácticas el sistema natural de operación y funcionamiento del Estado, a través de un saqueo continuo de sus recursos. Esos malos guatemaltecos, vividores, aprovechados, mantenidos, inútiles, buenos para nada, que ensombrecen toda acción pro desarrollo y que definen a la nueva clase política.

 Siempre había pensado que Guatemala era el lugar ideal para vivir por muchas razones. Perdón, pero eso lo decía y pensaba antes, tristemente hoy en día en las circunstancias actuales ya no lo pienso así. Se ha venido perdiendo las condiciones que hacen que el país ofrezca los factores necesarios para el desarrollo y el bienestar común.

 Desde lo más básico y fundamental como lo es la certeza jurídica y Estado de derecho, pisoteado e inexistente, las malas condiciones y ambiente para los negocios, la inversión y desarrollo, las complicadas facilidades y acceso al crédito, las malas condiciones fiscales, la falta de oportunidades de trabajo y el desempleo, las carencias en servicios públicos básicos, la pésima o inexistente infraestructura, hasta la falta de seguridad física, hacen que el país ya no sea atractivo para vivir ni para invertir.

 A pesar de todo, hablando la realidad de lo que estamos viviendo en el país, y de lo que pienso, tenemos que seguir apostando a Guatemala, porque una cosa es decir y hablar de los problemas que nos aquejan, y otra es rendirse a ellos. Identificándolos, aceptándolos y enfrentándolos es la forma como podemos cambiarlos. Ser parte activa del cambio, aportando y colaborando en las buenas prácticas del quehacer diario de cada quien.

Cuando se forma parte de una sociedad económicamente activa, en donde los intereses personales y comunes entran en juego, en donde a través del trabajo y el esfuerzo buscamos crecer aportando de esa forma una colaboración a la sociedad en el giro del negocio en el que estemos, es cuando podemos darnos cuenta que no existe ningún tipo de apoyo por parte del Estado, al sector productivo e iniciativa privada, facilitando las condiciones y creando un ambiente propicio para desarrollarnos.

Todo lo contrario, parece que se han puesto en una posición de atacar y entorpecer el desarrollo de la iniciativa privada. No son facilitadores en los procesos para beneficio del sector productivo, para las importaciones, exportaciones y todo trámite necesario en la gestión de las Empresas que producen y que ofrecen trabajo a muchas personas.

 Es un dolor de cabeza, pensar en los trámites necesarios en el Estado y lo que representa en tiempo y costo, cuando debiera ser todo lo contrario, un Estado para servir al sector productivo y empresarial y a la población en general, de la forma más eficiente y expedita. Una tarea integral del aparato de Gobierno con la iniciativa privada para el desarrollo del país.

 Toda esta situación nos da una percepción negativa y nociva de un rumbo peligroso que ciertos poderes quieren para Guatemala…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucía Escobar
El sueco incómodo

lucha libre

noticia Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt
Diputado y exmagistrada de la CC detrás de empresa puente para financiamiento ilícito

Comercial Urma fue usada, según el MP y la CICIG, para captar fondos y ocultar al verdadero financista del Partido Patriota.

noticia Enrique García elPeriódico
Directiva analizará solicitud de Rabbé


Más en esta sección

Venezuela condena por corrupción a exdirectivos de Citgo presos desde 2017

otras-noticias

A ritmo de mariachi dan último adiós a Flor Silvestre, «El alma de la canción ranchera»

otras-noticias

Quién es el diputado que aseguró que ante “cualquier comelón de frijoles”, él estaría de pie

otras-noticias

Publicidad