[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La justicia y las cárceles privilegiadas

opinion

Siempre tan generosos como pueblo, callamos y hacemos mutis por ese extraño desfase de la aplicación de la Justicia en Guatemala.

 

El Comisionado contra la Impunidad en Guatemala, don Iván Velásquez, por fin ha puesto en la mesa de discusiones uno de los temas más confusos y que el sistema de justicia no termina de aclarar: Si en Guatemala existen cárceles cinco estrellas y cárceles pauperizadas, según sea el grado de poder político o económico que identifique a los reos.

A muchos guatemaltecos nos tiene sorprendidos y molestos que al Sistema de Justicia no lo inquiete que, el Sistema Penitenciario, permita que se practique la discriminación entre los considerados con orden de arresto, por sus niveles de influencia sobre algunos grupos, porque es un hecho que se asigne parte de las instalaciones de las dos bases militares, más importantes del país, y se convirtieran en cárceles para delincuentes influyentes en política, narcotráfico o económicamente. Áreas interpretadas ahora como reductos de protección para grupos que crecen, cada semana, y a quienes los caracteriza y unifica su sello de saqueadores del erario nacional, por millonarias cantidades, por cometer alevosos crímenes o ser narcotraficantes.

Conforme ha pasado el tiempo, –casi dos años–, desde que enviaron al general Otto Pérez Molina a la cárcel, los guatemaltecos nos fuimos acostumbrando a la idea que, enviarlo a un cuartel, era solamente una solución de emergencia, una solución temporal porque las pocas cárceles estaban sobrepobladas y su vida, desde cualquier ángulo, corría peligro por la decepción y el desencanto que fue para los ciudadanos darse cuenta de su manera de falsear la verdad y de engañar a su pueblo, mientras en compañía de Baldetti y otros pocos ingeniaban millonarios desfalcos. Los sentimientos de los encarcelados nunca han sido inmunes a las injusticias que cometen los políticos de turno.

Sin embargo, y al pasar de los meses, las áreas que se asignaron como una solución de emergencia, poco a poco los hábiles y bien conectados abogados defensores se las saben mover, para que la mayoría de sujetos, más estrechos colaboradores del gobierno del PP, sean llevados sin oposición y sin cuestionamientos directamente a cualquiera de esos cuarteles a reagruparse nuevamente, para poder conspirar e ingeniárselas para no ceder sus cuotas de poder en el actual gobierno.

Era imposible imaginarse que hasta en las instalaciones de un hermético, disciplinado y rígido cuartel, se permitiera que cualquier director de cárceles de turno, se sirviera de sus predios para que los colaboradores de un gobierno corrupto, desde todo punto de vista, deshonroso para el Ejército de Guatemala, permanezcan en sus recintos con trato de privilegiados, tanto al expresidente como a los ya numerosos huéspedes –de su equipo de gobierno–, con apartamentos lujosamente equipados, se permita el libre uso de celulares y computadoras, así como la dispensa de enviar y recibir mensajes y visitas todos los días.

Siempre tan generosos como pueblo, callamos y hacemos mutis por ese extraño desfase de la aplicación de la Justicia en Guatemala que marca para el futuro la diferencia entre ser un preso que va a una cárcel VIP y todos los demás hacinados, maltratados y hasta asesinados en las verdaderas cárceles que existen.

Como una ciudadana de una larga trayectoria por la vida en nuestro país, me apena y me indigna que el Ejército de Guatemala, como tal, no haya hecho gestiones, no se exprese, no proteste, no exija a su Primer Comandante y al Ministerio de Gobernación que, a través del Sistema Penitenciario se abuse y se burle tanto de los guatemaltecos. Los civiles también merecemos ese apoyo para que Guatemala se encauce poco a poco, por el respeto a las leyes.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Así acabó la cita de una pareja online: A golpes

En las imágenes se alcanza a ver a dos personas que discuten fuertemente al encontrarse cara a cara.

noticia EDITORIAL
Interpelación parlamentaria
noticia El País/DPA/AFP
Trump alienta una guerra comercial

“Las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”, afirma el Presidente tras la polémica con Europa por los aranceles al acero.



Más en esta sección

Borrador automático

otras-noticias

Alcalde habría beneficiado a electores con programa de alimentos

otras-noticias

Fiscalía buscará a Cristina Siekavizza entre sepultadas como XX

otras-noticias

Publicidad