[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Fidel ¿Lo condenará o lo absolverá la historia?


Sus acciones e incidencia internacional y un millón de cubanos en el exilio hacen que la admiración o el odio sean de nivel global.

A casi 30 años del final de la Guerra Fría y casi 60 años de la Revolución cubana, la gran mayoría de la población desconoce y poco le importa conocer la gravedad y consecuencias de la confrontación entre el bloque comunista, liderado por la Unión Soviética y el bloque anticomunista, liderado por Estados Unidos.

En Europa Occidental y EE. UU. la lucha fue político-ideológica, con esporádicos y relativamente poco trascendentes enfrentamientos con algún nivel de violencia, sobre todo en los sectores estudiantiles y obreros. Pero en Europa Oriental, América Latina, Asia y África los niveles de confrontación llegaron a ser violentos, sangrientos y destructivos. Las grandes potencias se dedicaron, buscando control o influencia a promover miedo y odio a nivel global generando el convencimiento de que se luchaba por imponer o resistir principios y valores esenciales para una supervivencia digna y civilizada, lo que desencadenó guerras civiles, guerras de guerrillas, golpes de Estado, dictaduras civiles y militares, comunistas y anticomunistas.

En ese mundo sumergido en la Guerra Fría se dio la guerra de Vietnam, la guerra de Corea, el genocidio en Camboya, la Revolución cubana, las guerrillas rurales y urbanas en Latinoamérica y un largo etcétera. Fidel Castro y Pinochet fueron productos de esa Guerra Fría, pero por su larga permanencia personal, gobernando e incidiendo en política luego de dejar el mando, se han convertido en los símbolos de la lucha comunista/anticomunista. Juzgarlos fuera del contexto de la Guerra Fría resulta complejo y difícil mientras estén vivas las generaciones que sufrieron la violencia de la mal llamada Guerra Fría. Fidel Castro adquiere relevancia mundial por su intervención en otros países, directamente en Angola y entrenando, armando y apoyando el financiamiento de guerrillas y otras acciones violentas en América Latina. Sus acciones e incidencia internacional y un millón de cubanos en el exilio hacen que la admiración o el odio sean de nivel global.

No tiene sentido justificar o reprochar los odios o amores de las víctimas, hay que entenderlas y aceptarlo y aprendiendo de sus experiencias, evitar que vuelva a pasar, construyendo Estados democráticos de derecho que permitan el debate ideológico pacífico y el ejercicio del gobierno por gobernantes electos democráticamente, que siendo de izquierda o de derecha respeten los derechos y libertades individuales y acepten las decisiones de sus ciudadanos para la alternabilidad en el Poder Público.

Cuba está en transición, como lo estamos nosotros y lo estuvo Chile, Fidel, como acertadamente recuerda un Editorial, citando a Cerna “Pasó tu hora, ya solamente la historia tiene ahora, derecho a condenarte o absolverte”.

Tan impropias son para muchos las condolencias como para otros los festejos, lo mejor parece ser un prudente silencio.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
INDE planea inversiones por Q4.7 millardos en cinco años

En el área de generación eléctrica la propuesta incluye plantas eólicas y solares con capacidad de 79.97 megavatios.

noticia
Bantrab formará parte de la Feria del Empleo 2018
noticia Gonzalo Marroquín Godoy / enfoque
La SIP contra autoritarismos y por la libertad

Sin información en manos de la población, sin intercambio de opiniones, sin libertad de prensa… simplemente no puede funcionar la democracia.



Más en esta sección

Comando Naval del Caribe realiza jornada médica para afectados por Iota

otras-noticias

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

Publicidad