[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Participación ciudadana, una obligación

opinion

La participación ciudadana, entendida esta como el mecanismo con que cuenta la sociedad para incidir positivamente en el Estado.

Durante el presente año he escuchado de manera reiterada la preocupación de conciudadanos de diferentes orígenes, ideologías y actividades sobre la precaria situación nacional y su futuro; no solo en aspectos económicos y de inseguridad, –los mas frecuentes–, sino también en relación a la mala calidad en la prestación de servicios públicos (la salud y la infraestructura de carreteras entre ellos); y en general en la evidente ingobernabilidad. La frecuencia con que se repite la toma de carreteras y otras manifestaciones públicas evidencia que no se da respuesta a las demandas, algunas valederas y otras claramente motivadas por motivos oscuros, por llamarlos de algún modo.

Por donde quiera se vea se detectan problemas graves; y cuando se profundiza sobre las razones, encontramos que la causal principal es la incapacidad de los líderes políticos, actuales y anteriores, quienes en su mayoría actúan por intereses mezquinos, estando, por tanto descalificados para las altas responsabilidades que asumen. Salvo pocas excepciones, los que llegan a los cargos de mayor responsabilidad pública no son los adecuados, por ello los resultados que vemos en su actuación en los tres poderes del Estado y los resultados en la sociedad.

Del problema somos todos responsables, puesto que hemos dejado la dirección de la política nacional en personas que no trabajan por la búsqueda del bien común, y nos olvidamos que por ser miembros del Estado, por ser ciudadanos del mismo, debemos cumplir con responsabilidades ante la sociedad en que vivimos.

Esa ciudadanía nos hace, como individuos, ser miembros de una comunidad política a la vez que nos induce un conjunto de cualidades morales (valores) que nos deben orientar en el mundo público. Ser ciudadano, como sabiamente enuncia José Luis Ortiz del Instituto Tecnológico de Monterrey: “Entraña la responsabilidad de convertirse en un ser consciente, informado, respetuoso y participativo de las condiciones que pueden generar un desarrollo real de la sociedad y de nuestro país. Ser un agente de cambio en su proceso de modernización, de su adaptación a las nuevas tecnologías, de la elevación de la calidad de vida de los habitantes para convertirnos en una sociedad más humana y justa”.

Dentro de los derechos que nos otorga el Estado por ser ciudadanos se tiene los civiles: libertad de palabra, de religión, prensa, propiedad y justicia. Derechos políticos que posibilitan participar en el ejercicio del poder y en la toma de decisiones: de voto, de ser elegido, de asociación, de organización. Derechos sociales: que garantizan al individuo gozar de cierta igualdad en cuanto a la distribución de la riqueza social a través de un mínimo de bienestar económico y seguridad social, educación, salud, etcétera.

Y los Deberes, esas obligaciones que debemos asumir, van desde el consentimiento para someterse a la autoridad estatal, pasando por la aceptación del bien común, de prestación de diversos servicios a la colectividad, entre ellos el más importante: la participación ciudadana.

Decíamos que nuestra precaria situación nacional tiene su razón de ser en la mala dirección política. Debemos, por tanto, motivar y fomentar una nueva, genuina y capaz cultura de participación, especialmente diría yo, entre los jóvenes. ¿Qué opciones se tienen para ello? Una es la participación en partidos políticos, cuyo propósito es el alcance del Poder para mediante este servir en la búsqueda del bien común. La otra opción, la que destaco por su importancia, es la participación ciudadana, entendida esta como el mecanismo con que cuenta la sociedad para incidir positivamente en el Estado.

La participación ciudadana se fundamenta en el Principio de Subsidiariedad, que significa el “dejar hacer a las instancias inferiores aquello que son capaces de hacer por sí mismas”. Es un principio consignado en la Constitución Política de la República, principio este que los movimientos sociales promueven para hacer política pública. Y no olvidemos que la política pública es una importante fuente de la Política.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Grupo Gensa Partner of the Year de Microsoft 2019

Fue reconocido en el evento anual para socios, celebrado en Las Vegas.

noticia AFP
Trump califica de montaje la caída de un manifestante empujado por policías

El hombre de la tercera edad que fue agredido por dos policías de Buffalo, Nueva York, sigue en el hospital.

noticia carmen quintelA cquintela@elperiodico.com.gt
TSE compró atriles y mesas por Q14.6 millones, el precio más elevado

Los concursos para ambas adquisiciones fueron anulados por considerar que los precios ofrecidos eran altos, pero una de las ofertas más caras fue la beneficiada.

 

 



Más en esta sección

Atrincherados pero conectados con el mundo, jóvenes cubanos desafían al gobierno

otras-noticias

El servicio en la nube de Amazon sufre gran falla técnica en EEUU

otras-noticias

Francia aplicará la «tasa Google» en 2020 pese a las amenazas de EEUU

otras-noticias

Publicidad