[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Supresión de la Copredeh

opinion

La Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos (Copredeh), creada durante el régimen de Jorge Serrano Elías (1991-3), mediante el Acuerdo Gubernativo # 486-91 de fecha de 12 de julio de 1991, es una dependencia de apoyo al Presidente de la República en la cuestión de derechos humanos. Sus tareas principales son asesorar al Presidente en materia de derechos humanos, diseñar propuestas de política pública en el tema, monitorear compromisos y formar a los funcionarios en la misma línea, analizar e intervenir en las situaciones que atenten contra los defensores de derechos humanos y darle seguimiento a las recomendaciones de mecanismos internacionales de supervisión de casos.

La Ley del Organismo Ejecutivo admite la existencia de comisiones temporales (de duración limitada) en el Gobierno; sin embargo, la Copredeh  es una comisión de duración permanente e indefinida, por lo que la misma es ilegal. Por otro lado, desde luego que la Copredeh (que por cierto no se reúne) es una dependencia de apoyo al Presidente en sus funciones, prácticamente tiene las características de una Secretaría de la Presidencia, cuya regulación debería estar prevista en la ley y no en un acuerdo gubernativo. Por tanto, así como la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia (SCEP) fue creada como un ministerio encubierto (con funciones ministeriales), la Copredeh es una Secretaría de la Presidencia encubierta.

La Copredeh tiene un presupuesto de gasto para este año que asciende a Q137.8 millones, que, como dependencia de apoyo, solo es superado por la Secretaría de Bienestar Social (Q175 millones) y por la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (Q140.1 millones). La Secretaría General de la Presidencia, que es constitucional y la más importante del Ejecutivo, solo cuenta con Q12 millones.

No obstante, la Copredeh no solo ha sido una dependencia de apoyo al Presidente en materia de derechos humanos, sino que ha actuado en representación del Estado en el plano internacional, específicamente ante los Sistemas de DD. HH. de Naciones Unidas e Interamericano de DD. HH., sin que el Presidente (quien es el representante del Estado ante la comunidad internacional), a través de la Cancillería, le haya delegado representación alguna. Es más, abogados de la Copredeh, en ejercicio de mandatos judiciales otorgados por el Procurador General de la Nación, quien tiene la representación del Estado en el plano nacional (no internacional), presuntamente sin instrucciones expresas e inequívocas del Estado, han otorgado y suscrito Acuerdos de Solución Amigable (ASA) ante la Comisión Interamericana de DD. HH. (CIDH), así como en nombre del Estado de Guatemala se han allanado a pretensiones de reclamantes en procesos ante la Corte Interamericana de DD. HH., lo que supone la renuncia en juicio al derecho de defensa del Estado, el cual es inalienable e irrenunciable.

 Luego, lo procedente es que el presidente Jimmy Morales instruya al Ministerio de Relaciones Exteriores en el sentido que, con apego a la Constitución y a la Convención de Viena, asuma inmediatamente las funciones de representación del Estado ante los Sistemas de DD. HH. de la ONU e Interamericano de DD. HH., así como el seguimiento de los procedimientos internacionales en materia de derechos humanos.

Asimismo, el presidente Morales, a la brevedad, debe suprimir la Copredeh dejando sin efecto el Acuerdo Gubernativo # 486-91 y sus reformas, y que la Secretaría de la Paz asuma las atribuciones pertinentes de dicha dependencia de apoyo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Raúl Rodríguez
No es así… doña Helena Galindo  
noticia EL PAÍS/AFP
Hermana de Kim Jong-un asistirá a Juegos de Invierno

Su presencia busca mostrar el respaldo del líder norcoreano a la participación de su país en las Olimpiadas.

noticia Lucía Escobar
El sueco incómodo

lucha libre



Más en esta sección

Día del Periodista

otras-noticias

Autoritarismo policial y criminalización de la protesta social

otras-noticias

Retrato del dictador

otras-noticias

Publicidad